COMENTARIOS

Piel firme por siempre Thinkstock

Ideas inspiradoras y efectivos consejos sobre 'hazlo tu misma' para detener e incluso devolver el reloj del envejecimiento de tu piel.

La ciencia ha desarrollado muchos y variados tratamientos para combatir los signos de la edad tempranos, así como también las arrugas y manchas. Pero mantener la piel firme y tonificada es reto completamente diferente.

La mayoría de las mujeres aman la forma de su rostro a los 30, básicamente porque ha pedido un poco de redondez y tiene un poco más de forma. El reto está en cómo evitar que continúe cambiando. La parte más importante de prevenir el envejecimiento es estimular las células y que así continúen generando colágeno - el principal bloqueador antiedad- y previniendo el quiebre de la piel.

El colágeno empieza a perderse en los 30 junto con la elasticidad, un duo que te permite mantener tu piel joven. Este proceso es acelerado por los daños del sol y la perdida de niveles de estrógeno. Al mismo tiempo, las estructuras de soporte de tu cutis-incluyendo músculos y huesos- empiezan a atrofiarse lentamente. Incluso la voluptuosidad desaparece y en algunas áreas se pierde más rápido que en otras.

Para contrarrestar estos efectos sin tener que recurrir a la cirugía, existen variedad de trucos efectivos y fáciles de poner en practica. Incluso muchos de estos puedes hacerlos desde casa y a mitad del precio. Te contamos algunos trucos valiosos para desafiar el paso del tiempo y que verdaderamente funcionan.

Protege tu piel

Empieza con lo básico. Usa protector solar diariamente, es excelente idea que te apliques varias veces al día. Puedes usar polvos compactos con bloqueador para hacerlo más fácil y aplicar la crema solamente una vez al día. Usa un tópico antioxidante y un suero  reparador. Repite este proceso a diario.

Evita lo dañino

Fumar remueve el oxigeno de tu piel, debilita la producción de colágeno y elástica, y baja los niveles de producción de estrógeno; todos esenciales para mantener tu piel firme. Si consumes alcohol, limita tus bebidas a uno o dos tragos; 1 o 2 veces por semana máximo. El alcohol incrementa los niveles de insulina, lo que genera inflamaciones en la piel e irritaciones.

Usa retinoides y péptidos en la noche

Ambos han sido comprobados como proveedores de colágeno y aceleran la renovación celular. Usa el retinoide mas fuerte que toleres, ya se que lo recete tu dermatólogo o que lo compres en la farmacia. Te recomendamos preguntar antes a un experto. Para disminuir el efecto - si sufres de piel irritable- mezclalo con un crema hidratante.

Exfoliate

Cuando remueves las células muertas de tu piel, los tratamientos reparadores actúan mas rápidamente. Usa exfoliares suaves con gránulos ultra finos o utiliza cepillos especiales que te ayuden a exfoliar mejor tu cutis.

Dale firmeza a tus ojos

La mayoría de las mujeres empiezan a notar manchas y líneas de expresión a los treinta, o antes si han sufrido mucho daño por el sol. Busca una crema de ojos que contenga cafeína y que reduzca las zonas oscuras. Para darle firmeza a la zona, escoge una que tenga también retinol. Te recomendamos poner de vez en cuando bolsitas de té verde sobre tus ojos por algunos minutos, los antioxidantes y la cafeína que este contiene, ayuda a reducir la inflamación y hará que el contorno de tus ojos luzca mas fresco.

Proteje tu cuello

Normalmente tu cuello empieza a mostrar signos de envejecimiento a los cuarenta. Los retinoides son la mejor opción para dar firmeza y tonificar tu cuello. En esta zona la piel es mucho mas delgada, así que trata de aplicar todo tu arsenal de cremas diariamente. Las cremas hidratantes son esenciales para tu cuello, utiliza una con gran concentración de antioxidantes.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.