COMENTARIOS

Por qué el exceso de alcohol causa ansiedad

RevistaFucsia.com

Por qué el exceso de alcohol causa ansiedad Foto: Thinkstock

Para aquellos que creen que el licor es la más rápida y mejor manera de atenuar los problemas, porque genera una cierta sensación de tranquilidad y felicidad momentánea, mucho cuidado, la ansiedad y el alcoholismo son dos condiciones que van de la mano y pueden causar estragos en el organismo.


La ansiedad, entendida como un trastorno emocional que desarrollan las personas ante una situación estresante, es una reacción normal ante el temor o la incertidumbre de un suceso desconocido; pero comienza a ser patológica cuando es constante y se desconoce el motivo por el cual se está ansioso.
Cuando se tiene ansiedad, los síntomas más comunes son: respiración agitada, sudoración, taquicardia, sequedad bucal, sensación de vacío en el estómago, visión borrosa, tensión muscular, entre otros que pueden ir agravándose con el tiempo si no se tratan a tiempo.

Expertos afirman que el trastorno de ansiedad aparece con anterioridad a la dependencia del alcohol, precisamente porque las personas intentan disminuir las manifestaciones de la ansiedad con las propiedades ansiolíticas del licor. Esta situación solo empeora los síntomas porque el licor, consumido en exceso, aumenta la tensión emocional.

Relación entre alcoholismo y ansiedad
La relación entre el trastorno de ansiedad y el consumo de alcohol es directa y bidireccional, uno da a lugar al otro y viceversa. Esta relación es definida internacionalmente como “patología dual”, la asociación de una adicción a otra enfermedad mental, por ejemplo: trastorno bipolar y dependencia de cocaína, o esquizofrenia y dependencia a la marihuana.
Esto no quiere decir que la persona ansiosa tenga problemas de alcoholismo necesariamente, o que la persona alcohólica termine ansiosa, pero es conocido que muchos pacientes de ansiedad buscan el licor como una manera de alejarse de sus problemas y que el consumo de bebida en los pacientes alcohólicos suele ser el origen de su ansiedad.
De acuerdo con el artículo “Ansiedad y alcoholismo”, escrito por los psicólogos españoles Juan Carlos Valderrama y María Purificación de Vicente, pertenecientes a la Unidad de Conductas Adictivas de la Concelleria de Sanitat Veneciana, la relación entre ambos trastornos puede tener su base en los siguientes mecanismos:
•    El alcoholismo y la ansiedad pueden formar parte de un conjunto general de trastornos, que de alguna forma pueden estar relacionados, debido a una base genética similar en ambos casos. Hay estudios familiares que así lo demuestran. En otros ensayos se observa que familiares afectos de alcoholismo y síndrome de ansiedad tienen más posibilidades de sufrir un trastorno de ansiedad, que los familiares de personas que solo presentan trastornos de ansiedad.

•    Pueden aparecer los dos cuadros pero manteniéndose de forma independiente. Se puede decir que la ingesta a corto plazo de alcohol disminuye la ansiedad, mientras que tomándolo a largo plazo la aumenta.


•    Se puede observar la aparición de alcoholismo en pacientes con trastornos de ansiedad anterior. Muchos pacientes lo toman como una forma de “auto medicarse”.

•    Se puede observar que una serie de personas adictas al alcohol de forma crónica padecen más tendencia a un aumento de síntomas de tipo ansioso. Se pueden producir síntomas que asimilan a los estados de ansiedad, o actúan como impulsores de reacciones de ansiedad por la sensibilización del individuo a sus propias respuestas somáticas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.