COMENTARIOS

Postales para enfermos de cáncer que huyen del "que te mejores"

Fucsia.co

Postales para enfermos de cáncer que huyen del "que te mejores" "Te prometo que nunca me referiré a tu enfermedad como un viaje, a menos que alguien te lleve a un crucero". Foto: Emily McDowell

Emily McDowell, sobreviviente de cáncer, creó una serie de postales destinadas para que familiares y amigos de personas que padecen la enfermedad sepan qué palabras de ánimo decirles. Honestas, sarcásticas y con mucho humor negro.

Emily McDowell fue diagnosticada de cáncer cuando tenía 24 años. Tenía un linfoma de Hodking en grado 3. Finalmente, logró superar la enfermedad, pero para ello se sometió a duras jornadas de quimioterapia y radioterapia durante nueve meses.

"La parte más complicada de este proceso no fue perder el pelo o que se refirieran a mi por error como 'señor' cuando entraba en el Starbucks, tampoco el malestar de la quimio. Fue la soledad y el aislamiento que padecí cuando muchos de mis amigos más cercanos y parte de mi familia desapareció de mi vida porque no sabían bien qué decirme o me decían cosas que no quería ni necesitaba escuchar sin darse cuenta", explica en la página oficial de su empresa llamada Emily McDowell Studio.

Esta diseñadora, que hoy tiene 38 años, fundó en 2013 esta empresa dedicada al diseño y creación de tarjetas. Para ese entonces ya habían pasado 12 años desde su padecimiento de cáncer y decidió hacer una serie especial de ocho tarjetas "empáticas", como las denomina, destinadas a esos familiares y amigos que no saben qué palabra decir o cómo reacción frente a ella o a una persona enferma de cáncer.  Lee el artículo 'Las 5 barreras en la atención de pacientes con cáncer'.




"Una quimio superada más. Vamos a celebrar con cualquier cosa que no sepa horrible". Foto: Emily McDowell



Emily McDowell.

Las postales incluyen mensajes sarcásticos, llenos de humor negro, honestidad y pragmatismo,  en las que se evitan los consejos facilistas, la ternura recargada y las típicas frases de aliento que más que ayudar, desgastan y minan la moral. “Son una forma más auténtica de relacionarse a través del dolor y la enfermedad”, asegura McDowell, porque "frases como 'Que te mejores' no tienen sentido cuando alguien puede que no se mejore" y añade, "las tarjetas que incluyen tópicos como 'que se joda el cáncer' tienen una buena intención, pero cuando yo padecía la enfermedad, nunca me hicieron sentir mejor". Lee el artículo 'Tatuarse los pezones, una opción después del cáncer de mama'


"Te prometo que nunca me referirí a tu enfermedad como un viaje. Al menos que alguien te lleve en un crucero". foto: Emily McDowell


Estas están disponibles a través de la página web de la empresa, también en idioma español previa solicitud. Los interesados pueden solicitarlas online por un pedido mínimo de 200 dólares (507.000 pesos).


“Sólo para que sepas. Estaré ahí para llevarte a tratamiento, para limpiar tu casa, ayudarte a elegir pelucas estupendas, inventarme ejercicios geniales para que te visualices en el futuro sin la enfermedad, o si necesitas retorcerme el brazo. Supongo que también soportaré estar tirada en el sofá contigo viendo televisión basura.  Se que es un sacrificio que estoy dispuesto a hacer. Te quiero”. Foto: Emily McDowell



"Siento mucho no haber estado en contacto contigo. No sabía que decirte". Foto: Emily McDowell



"Se que #Quelejodanalcáncer no te ayuda a superarlo. Estoy para ti cuando me necesites". Foto: Emily McDowell



"Cuando la vida te da limones no te contaré una historia sobre el primo de un amigo que murió de limones". Foto: Emily McDowell



"Por favor, déjame pegarle un puñetazo a la siguiente persona que te diga que todo pasa por una razón. Siento mucho que tengas que pasar por esto". Foto: Emily McDowell



"Siento mucho que estés enfermo. Quiero que sepas que nunca trateré de venderte un tratamiento alternativo que lea en Internet". Foto: Emily McDowell

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.