COMENTARIOS

BBC Mundo

Ultrasonido para tratar fracturas

Ultrasonido para tratar fracturas La técnica es similar a la que se usa con embarazadas. (Foto: Thinkstock)

El equipo de científicos escoceses que fue precursor del uso del ultrasonido para escanear al organismo humano ahora está utilizando la tecnología para reparar fracturas.

El cirujano ortopédico Angus MacLean está utilizando la técnica en la clínica de fracturas del Hospital Royal Infirmary de Glasgow. Según el investigador, se ha demostrado que el ultrasonido puede acelerar en más de 30% el tiempo de recuperación de los pacientes con fracturas severas. La tecnología fue creada como herramienta de diagnóstico en Glasgow en la década de 1950.

"La utilizamos para fracturas difíciles, las que muestran problemas con la curación" afirma el doctor MacLean. "Es un tratamiento muy simple e indoloro que podemos ofrecer". "Se trata de un avance científico muy interesante y tenemos evidencia firme de que únicamente hace vibrar a las células un poco estimula la curación y la regeneración del hueso", agrega.

En un hospital cercano, el Western Infirmary de Glasgow, un equipo de especialistas dirigido por el profesor Ian Donald, produjo las primeras imágenes del organismo utilizando una tecnología adaptada de un sónar. Desde entonces el ultrasonido se ha convertido en una de las herramientas médicas más comunes en el mundo.

Pero hasta ahora, 50 años después, se está descubriendo su potencial para ayudar en el proceso de curación de lesiones. La tecnología es similar a la utilizada con mujeres embarazadas.

Estimulación celular
Se utilizan ondas de ultrasonido a una frecuencia y con un pulso ligeramente diferentes.

La investigación revela que la técnica provoca que las células a deshacerse de las bacterias, promoviendo la producción de nuevas células óseas y estimulando a esas células a madurar más rápidamente.

Un aprendiz de ingeniería, Gary Denham, recibió el tratamiento de ultrasonido después de sufrir una caída de 6 metros desde un tanque de agua que le causó una rotura del tobillo en ocho partes. "Es una cinta colocada alrededor del lugar de la fractura" explica el paciente. "Unto un gel en la sonda y la coloco dentro de la cinta y la dejo allí durante 30 minutos. No tengo ninguna sensación, es totalmente indolora". La herida del señor Denham era tan severa que tenía posibilidades de no poder sanar nunca lo cual ponía en riesgo al paciente de amputación.

Después del tratamiento de ultrasonido pudo pararse nuevamente a los pocos meses. "Nunca escuché de esta técnica antes, pero mi pie sanó a los cuatro meses y ahora espero volver a trabajar dentro de ocho meses" agrega.

Debido a que es un tratamiento costoso -unos US$1.500 por paciente- el ultrasonido sólo se utiliza en fracturas complejas en el Royal Infirmary, pero el doctor MacLean, que es el médico del señor Denham, está muy satisfecho con los resultados. "Antes de usar el ultrasonido hubiera esperado que este tipo de lesión sanara con dificultad, incluso algunas no llegan a sanar nunca", dice el especialista. "Aún si sanan la recuperación puede tardar entre seis y 12 meses y los pacientes experimentan dolor continuo durante ese periodo. La evidencia sugiere que el ultrasonido acelera en casi 40% la recuperación. Pero mi principal interés es utilizarlo para asegurar que el hueso está sano y no para ver que la rotura ha vuelto a "tejerse" lo cual si no ocurre puede conducir a problemas graves", agrega.

Los investigadores esperan que el costo de la tecnología para tratar fracturas se reduzca con el tiempo y se pueda utilizar tanto en la recuperación de fracturas comunes como de las más complejas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.