COMENTARIOS

Un buen par de razones Foto: Getty Images

Antes de vacaciones, intensifica los cuidados que le das a las piernas día a día. Algunos problemas y sus soluciones

Hay que partir de la base de que no toda la piel del cuerpo es igual. La de las piernas, por ejemplo, tiene muy pocas glándulas sebáceas y por eso casi nunca presenta problemas de brotes, ni granos. Pero, en cambio, se reseca con mucha facilidad y este problema se agudiza con la edad. De modo que lo principal es hidratarla todos los días con cremas untuosas y ricas en vitaminas y aceites botánicos.

Pero, si hay algo fundamental, es la correcta depilación de las piernas, porque de ello depende que las podamos lucir estupendas en vestido de baño y en ropas ligeras como las que se llevan en clima cálido. Los pelos enquistados y los ‘cañones’ que empiezan a aparecer unos días después de la depilación, son los principales enemigos de la estética de las piernas, y las medidas de emergencia que toman algunas mujeres como arrancar esos pelitos con pinzas, no hacen sino agravar el problema, porque empiezan a aparecer por doquier pequeñas cicatrices que afectan esta área del cuerpo. 

De nuevo, se puede recurrir a la depilación con cera, con láser o con cremas indicadas para este fin, pero cualquiera que sea la solución, debe estar acorde con el tipo de piel de cada mujer.

No más pelos de punta

Mantén la piel de las piernas bien hidratada. No dejes de ponerte crema ni un solo día.

Si se te enquistan unos pelitos, déjalos que asomen un poco y hazte exfoliación con un buen producto, suavemente.

La depilación con maquinita de hoja, cremas o espumas depilatorias es válida para las mujeres que han logrado hacerla bien siempre.

Los métodos que suponen tirones, como la cera, tienden a irritar la piel si no son hechos por un profesional.

Las várices o venas dilatadas son un problema que exige consultar a un especialista.

Venas y várices

Son el terror de las mujeres a la hora de mostrar sus piernas. Las venas se dilatan porque las válvulas que hay en su interior no están cumpliendo eficazmente la tarea de abrirse, para permitir el paso de la sangre hacia arriba y cerrarse para impedir que ésta regrese en sentido contrario, formando las temidas várices, que son lo más feo y tortuoso que puede haber.

Entre los factores que favorecen la formación de várices están la predisposición por herencia —si una mamá ha tenido várices es muy posible que sus hijas las desarrollen—, la mala alimentación, el sobrepeso, y situaciones circunstanciales como el embarazo, el uso de anticonceptivos o las terapias de reemplazo hormonal

A estos factores se suman la vida sedentaria, el permanecer mucho tiempo de pie o sentada, y el uso de fajas o medias apretadas que hacen la función de torniquete. Las mujeres que padecen esta enfermedad son las más preocupadas a la hora de mostrar las piernas. Pero también puedes buscar soluciones que van desde no usar zapatos de tacón alto, reposar con las piernas elevadas un buen rato al llegar a casa, usar medias de compresión medicadas, disminuir de peso y hacer ejercicio regularmente. Igualmente, pueden recurrir a tratamientos de origen natural que controlan los síntomas de la insuficiencia crónica venosa

Pubis Angelical

La zona más erógena de la mujer, la ingle, exige un tratamiento depilatorio absolutamente inocuo, que no vaya a producir irritación o enrojecimiento, y que para efectos de lucir mejor el bikini o vestido enterizo oculte totalmente el vello púbico. Hay mujeres que prefieren la depilación clásica, que es la que deja una mínima porción de pelosa la vista; otras optan por dejar (según sea el contorno del bikini) un triángulo de vello, y algunas prefieren quitárselo todo.

Los sistemas depilatorios actuales son inofensivos si se aplican con idoneidad,pero no faltan los problemitas, por ejemplo, que la ingle se veamás oscura que el resto de la piel, debido a una inflamación de los folículos. Hay que evitar, sobre todo, que la piel se siga irritando mediante el uso de una crema despigmentante cada noche en el área afectada, sin tocar la mucosa interna.

Cualquier irritación severa debe ser consultada con un dermatólogo. Lo cierto es que el conocimiento que tiene cada mujer de su pieles lo que hace que ella se sienta confiada al utilizar el método más conveniente de depilación para el pubis, uno de los puntos más sensibles de su feminidad.

 

 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.