COMENTARIOS

BBC Mundo

Usan células madre cardíacas para reparar el corazón

Usan células madre cardíacas para reparar el corazón Los resultados indican que las células madre cardíacas pueden mejorar marcadamente la función de contracción del corazón. (Foto: Thinkstock)

Por primera vez científicos lograron reparar el tejido cardíaco dañado de un paciente utilizando sus propias células del corazón.

El estudio preliminar llevado a cabo en Estados Unidos estaba diseñado para probar la seguridad del procedimiento.

Pero tal como informan los científicos en la revista The Lancet la técnica también logró una mejora en la capacidad de bombeo del corazón. El hallazgo, afirman los investigadores de la Universidad de Louisville, el Hospital Brigham y de Mujeres y la Escuela Médica de la Universidad de Harvard, es "muy alentador".

Ésta es la primera vez que se informa de un caso en el que se utilizan células madre cardíacas como tratamiento en pacientes humanos. Los estudios anteriores habían sido llevados a cabo con animales. El ensayo preliminar fue llevado a cabo con pacientes con insuficiencia cardíaca que estaban siendo sometidos cirugía de bypass coronario. Durante la operación les fue extraída una porción de tejido cardíaco, del apéndice auricular izquierdo. Cuando se estaba suturando al paciente los investigadores aislaron células madre cardíacas de la muestra y las cultivaron hasta obtener unas dos millones de células por cada paciente. Uno 100 días después se inyectaron las células en los pacientes.

Los investigadores midieron el bombeo del corazón utilizando la fracción de eyección del ventrículo izquierdo, una medición del porcentaje de sangre que se expulsa de alguna de las principales cámaras del corazón con cada latido. En los 14 pacientes que recibieron el tratamiento, el porcentaje se incrementó de 30,3% al comienzo del ensayo a 38,5% después de cuatro meses. No se notaron cambios en la fracción de eyección en los otros siete pacientes que no recibieron la inyección de células madre.

"Creemos que este hallazgo es muy significativo" dijo a la BBC el doctor Roberto Bolli, quien dirigió el estudio. "Nuestros resultados indican que las células madre cardíacas pueden mejorar marcadamente la función de contracción del corazón".

Corazón o hueso
El corazón no es la única fuente potencial de células madre útiles. También se están llevando a cabo ensayos utilizando células madre de la médula ósea. El profesor Anthony Mathur, de la Escuela de Medicina y Odontología del Hospital Barts de Londres y el profesor John Martin de la Universidad de Londres están llevando a cabo ensayos clínicos aleatorios amplios.

Los investigadores están estudiando el efecto de ofrecer a pacientes células madre de su propia médula ósea en las seis horas posteriores de haber sufrido un infarto. "Todavía aplican muchas salvedades. Es la primera fase del ensayo así que aunque los resultados preliminares son excelentes y muy prometedores, necesitamos diseñar un estudio más amplio para ver si los resultados se confirman" explica el profesor Mathur.

El investigador también dice que se debe tener cautela con la mejora en la fracción de eyección ya que ésta no es lo mismo que una mejora en la supervivencia o calidad de vida.

Por su parte el profesor Peter Weissberg, director médico de la Fundación Británica del Corazón, argumenta que la mejora en la función cardíaca vista en este estudio es similar a la que se ha visto en otras investigaciones.

"Este es un resultado positivo, pero los siguientes pasos cruciales serán ver si se confirma esta mejora en el ensayo final completo y entender si las células están en realidad reemplazando al tejido dañado cardíaco o están secretando moléculas que están ayudando a sanar el corazón" expresa el experto.

El doctor Bolli argumenta que el uso de células madre del corazón podría ser más útil que el de células de otras partes del organismo porque "su función natural es reemplazar las células que continuamente mueren en el corazón debido al uso y deterioro". El científico espera comenzar la próxima fase del ensayo clínico en 2012.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.