COMENTARIOS

BBC Mundo

Vinculan consumo excesivo de café con el aborto

Vinculan consumo excesivo de café con el aborto Los niveles de cafeína pueden variar enormemente de taza a taza. (Foto: Thinkstock)

Una investigación llevada a cabo en Escocia exhorta a la mujeres embarazadas a controlar de cerca su niveles de consumo de café, luego de que se descubriera, en los cafés de Glasgow, Escocia, que algunas tazas del líquido presentaban niveles de cafeína riesgosos para el feto.

En cada taza de café puede estar el peligro para la mujer embarazada.

Es la conclusión a la que llegó un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Glasgow, en Escocia, quienes analizaron el contenido de la cafeína que contenían los espressos adquiridos en 20 cafés diferentes de la ciudad.

El análisis demostró que un espresso podía contener hasta seis veces más cafeína que el resto. El Organismo de Estándares para la Alimentación (OEA) afirma que demasiada cafeína puede provocar un aborto o producir el nacimiento de un bebé de poco peso.

Los bebés de poco peso corren un riesgo mayor de padecer de problemas cardíacos y enfermedades cardiovasculares más tarde en la vida. El OEA aconseja a las mujeres embarazadas consumir no más de 200 milígramos de cafeína al día, basándose en la presunción de que un espresso contiene unos 50 mílígramos.

El Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido respalda esta estimación, pero recomienda total abstención durante los primeros tres meses.

Desagradable sorpresa
El trabajo fue dirigido por el doctor Alan Croizier, investigador de la facultad de medicina de la Universidad de Glasgow.

"El análisis que llevamos a cabo demostró que la cantidad de cafeína variaba entre los 50mg por taza de Starbucks, hasta los 300mg por taza de otro café, Patisserie Francoise. Esto me sorprendió enormemente," declaró el doctor Croizier.

Beber una sola de las más fuertes tazas de café excede grandemente el nivel de "seguridad" para las mujeres embarazadas. "Basta frecuentar diferentes cafés para comprobar que algunas de sus bebidas son más fuertes que otras," dice Croizier.

El problema
Según el doctor Croizier, el problema se produce con la gente que debería limitar su consumo de café.

"Las mujeres embarazadas metabolizan la cafeína de manera mucho más lenta, mientras que la gente que padece enfermedades hepáticas no posee las enzimas apropiadas para metabolizar la cafeína. Nuestros datos demuestran que uno se puede beber el nivel recomendado de cafeína - y tal vez más- en un solo espresso."

Según la corresponsal de Salud de la BBC en Escocia, Eleanor Bradford, los investigadores dejaron en claro que, a pesar del aumento de los cafés en la ciudad, no hay información respecto a los contenidos de cafeína de los diferentes tipos de café que se ofrecen.

Los analistas también señalaron que aunque sólo habían sometido a análisis los café espressos, lo cierto es que muchos otros tipos de esta bebida, tales como los cappuccinos y los lattes, se preparan utilizando dosis simples o dobles de espresso.

El doctor Euan Paul, director ejecutivo de la Asociación Británica del Café, reconoció que los niveles de cafeína varían en los diferentes tipos de café disponibles y reconoció la importancia de que la mujer embarazada se ajuste a la recomendación de los 200mg al día.

"Para la mujer embarazada que sienta preocupación, el cambiarse al café descafeinado les permitirá ingerir menos cafeína sin dejar de disfrutar de su taza de café,", dijo Paul.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.