COMENTARIOS

10 trucos para empezar conversaciones

RevistaFucsia.com

10 trucos para empezar conversaciones Foto: Thinkstock

Sea gracias a la timidez, porque no sabes de qué hablar, porque todos hablan más que tú, te encuentras en situaciones sociales sin musitar palabra y te has perdido de cientos de charlas interesantes o de oportunidades laborales por no haber sabido qué decir en el momento justo. Estos trucos te pueden ayudar a romper el hielo cuando de comenzar la conversación se trata.


La timidez es un estado de temor crónico para actuar o hablar en presencia de otras personas, generalmente proviene de la falta de confianza en sí mismo y en los demás, y constituye uno de los estados que más complican las relaciones personales en su normalidad. De acuerdo con los expertos, la timidez es una pauta de comportamiento que limita el buen desarrollo social de quienes la experimentan dentro de su vida cotidiana.

Superar la timidez es un proceso que puede durar años; sin embargo, pensando en términos prácticos y tomando en cuenta que una forma de superar los miedos es enfrentarse poco a poco a ellos, aprender a generar conversación puede ser el primer paso para dejar de lado la tendencia a quedarse siempre callada.

La inhibición que suele generar la timidez por temor a obtener una evaluación social negativa es lo que genera mayor ansiedad, pero siempre hay que partir del hecho de que poner un tema de conversación no generará mala percepción en nadie, simplemente es una manera de socializar. ¿Cómo lograrlo?

1.    Practica: conversa con los desconocidos que encuentres en el camino (cajeros, meseros, taxistas, niños, etc.), en realidad no importa mucho lo que ellos piensen de ti, por eso será más fácil comenzar por ahí.

2.    Lee todo lo que encuentres: libros de cocina, periódicos, revistas, entrevistas, mapas, avisos, catálogos. Todo es una fuente de información que puedes utilizar para comenzar una conversación con cualquier persona.

3.    Oblígate a tener pequeñas charlas:
aprovecha cualquier situación para tener conversaciones cortas que vayan más allá del objetivo inicial, es decir, cuando vayas al doctor, cuando te encuentres en el ascensor con un vecino, cuando estés en la peluquería.

4.    Sumérgete en la cultura: televisión, música, deportes, moda, arte, poesía; no importa si es cultura popular o alta cultura, todo es un insumo para tus conversaciones, bien sea el reality de moda, el concierto que se aproxima, o la biografía de un escritor famoso.

5.    Mantén el buen humor:
aunque este no es un tema de conversación, hacer pequeños chistes acerca de lo que se está hablando dejará siempre una buena impresión. No se trata de saberse un repertorio de chistes, sino de aprender a sacar el lado jocoso de las situaciones para romper el hielo y para generar confianza.

6.    Escribe un diario: o mantén en mente historias chistosas que hayas escuchado, cosas lindas que hayas visto o escuchado, frases que te hayan llamado la atención y recuerda quién las dijo, observaciones, listas de compras que hayas hecho. Todas estas cosas pueden ser la primera línea de una conversación.

7.    Habla frente al espejo: elige una lista de temas aleatorios que puedes decir cuando te encuentres con personas: lagos, Rusia, salsa, zapatos, etc.; entre más variada sea la lista es mejor y piensa qué puedes decir acerca de cada uno de estos temas, encontrarás que es mucho de lo que puedes hablar.

8.    Expande tus horizontes:
prueba comidas distintas, sushi o comida hindú; ve a jugar algo que sea completamente nuevo para ti, como paintball o a escalar; elabora algo con tus manos, un pastel o un cuento corto. Todas estas experiencias marcarán una impresión en ti y será prácticamente imposible no compartirla con los demás.

9.    Aprende a escuchar mejor:
¿tu jefe te acaba de decir que sufre de migraña?, ¿tu doctor te acaba de decir que tuvo gemelos?, todos esos son temas de conversación que no debes dejar escapar, desde ahí se puede armar una charla.

10.    Abre tu mente: recuerda que entre más cosas sepas, mejor puedes hablar y tu seguridad irá aumentando en la medida que te des cuenta que tienes mucho qué decir.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.