COMENTARIOS

7 pasos para arruinarse

7 pasos para arruinarse Conseguir el dinero no es nada sencillo.

Sólo tu puedes manejar tus finanzas personales por eso es tan importante que aprendas cuáles son los errores que te pueden llevar a la quiebra.

Conseguir el dinero no es nada sencillo. Sin embargo, y muy a nuestro pesar, ¡es tan fácil malgastarlo o desparecerlo! que nunca está de más saber qué hacer para que no se esfume entre los dedos.

RevistaFucsia.com te presenta los 10 pasos que nunca debes dar a menos que quieras ir derecho a la bancarrota.

1. Gastar lo que no se tiene o no se ha ganado. Si bien las tarjetas de crédito pueden ser una buena opción para salir de apuros o para disponer de ‘efectivo’, es un grave error usarlas para pagar tus gastos diarios, darte lujos excesivos, pagar comidas y entretenimiento o cubrir otras deudas del mismo tipo crediticio. Aprende a gastar según tus necesidades reales teniendo siempre presente destinar para vivir menos de lo que obtienes por tu trabajo, sólo así conseguirás mantener siempre un colchón financiero.

2. Cero planeación. Salir corriendo a comprar por miedo a perder las ofertas te puede llevar a estar de deudas hasta el techo. Este es uno de los peores errores porque perder el equilibrio entre lo que gastas y lo que ganas no te permitirá obtener algo mejor ni planear un futuro más promisorio. La solución: ponerte metas tanto a largo como a corto plazo.

3. Pensar que el próximo mes llegará más plata. ¿Acaso conoces a alguien a quien su trabajo le haya durado toda la vida? Pues por lo mismo deber ser previsiva y ahorrar-pase lo que pase- una pequeña parte de tu salario para que puedas salir airosa de las circunstancias difíciles. Los empleos no son eternos y menos aún la energía que necesitarás para asumir la obligación de trabajar por malgastar.

4. El banco es malo porque te cobra. Deja de pensar que el causante de tus deudas y desgracias es quien te presta la plata porque la única responsable de tu inestabilidad financiera eres tú misma por no saber manejar un crédito o por tomar decisiones a la ligera. Usa las opciones que los bancos te ofrecen sólo cuando sea estrictamente necesario y analiza todas las opciones que te brinda el mercado antes de aventurarte o endeudarte.

5. ¿Un presupuesto? Y eso como para qué. Muchas personas creen que tener claro en qué gastan su dinero y cómo deben distribuirlo les traerá ruina por pensar como tacaños. Lo que de seguro les traerá esa mentalidad es un desastre financiero por no tener claro cuánto dinero tienen disponible y cuáles son sus verdaderas necesidades.

6. Fé ciega. Tómate el trabajo de preguntar todos los pormenores
–sobretodo aquellos que tienen que ver con cobros extras- cuando adquieres un celular, un producto financiero o firmas un contrato por la adquisición de un servicio. Saber, por ejemplo, cuánto te cuesta la cuota de manejo de tu tarjeta y cuál es la alternativa que tu banco tiene para reducirla puede ayudarte a sumar ahorros.

7. ¡Ya mismo! Los antojos son sólo eso antojos. Así que lo mejor antes de sacar tu tarjeta para pagar lo que tus ojos ven como una necesidad imperante, date vuelta y piensa en que no es más que otro capricho que se te pasará una vez abandones la tienda o el centro comercial.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.