COMENTARIOS

La incapacidad de decir 'te quiero'

Fucsia.co

La incapacidad de decir 'te quiero' Foto: Ingimage

Existen personas incapaces de demostrar cualquier tipo de emoción, ya sea sorpresa, amor, tristeza o, incluso, enfado. Su falta de inteligencia emocional responde a un trastorno llamado Alexitimia, que les impide exteriorizar sus sentimientos.

La alexitimia es un trastorno mental que imposibilita a la persona a identificar sus emociones, ponerles nombre y, por lo tanto, expresarlas verbalmente. Exteriorizar emociones tan primarias como el amor, la tristeza o la alegría resulta una ardua tarea para quienes padecen esta disfunción neurológica. El término fue acuñado en 1972 por el psiquiatra griego Peter Sifneos.

Esta alteración de la inteligencia emocional no se reduce únicamente a casos aislados. De hecho, la alexitimia afecta a una de cada 10 personas (hombres y mujeres por igual), según un reciente estudio desarrollado por la sociedad Española de Neurología, y al 85% de personas con autismo.

La alexitimia se da en personas que padecen de afectación primaria o heredada, es decir, que cuentan con anomalías genéticas, daños en las estructuras neurológicas y traumatismos craneoencefálicos que les impide procesar las emociones. Sin embargo, también puede desarrollarse en algún momento de la vida motivado por una depresión, un trauma o debido a un aprendizaje emocional insuficiente.

Lee también: 'La depresión no es una tristeza voluntaria'

Este trastorno produce un alto grado de sufrimiento a la persona que convive con él, puesto que, a pesar de ser capaz de sentir emociones, no tienen la habilidad de identificarlas y exponerlas. Tampoco de autorregular su intensidad.  También para quienes se relacionan con ellos: la correlación a nivel emocional entre ellos y el alexitímico es nula.

“A menudo parecen personas frías y demasiado pragmáticas”, indica la sicóloga Vanesa Fernández López.  El alexitímico desarrolla determinados comportamiento por los que se puede identificar el trastono, indica la doctora, Estos son:

1. Baja capacidad de introspección y de fantasías; son personas con una vida interior muy baja. Tienen una mínima tendencia a la ensoñación.

2. Falta de empatía.

3. Parecen serios y aburridos.

4. Hablan poco.

5. Son excesivamente prácticos y racionales. Su estilo cognitivo (forma de pensar) se orienta hacia lo externo y lo concreto.

6. Muestran una importante dificultad a la hora de manejar los afectos; les cuesta establecer y mantener vínculos afectivos. Este hecho hace que desarrollen relaciones sociales inadecuadas caracterizadas por la dependencia emocional o el aislamiento social.

7. Problemas sexuales; ausencia de deseo o impotencia.

8. Son impulsivos; reaccionan de forma desproporcional ante emociones que ellos mismos son incapaces de identificar.

9. Son conformistas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.