COMENTARIOS

Anuptafobia o el miedo a la soltería

Fucsia.co

Anuptafobia o el miedo a la soltería Foto: Ingimage

Ya no se les dice 'solteronas', sino que existe una denominación científica para el miedo a no tener pareja. Sin embargo, los cambios sociales también han permitido que se sientan independientes y autónomas, lejos de la figura de amargadas solitarias.

El miedo a quedarse soltera ya no es una actitud ante la vida únicamente. Ahora ha pasado a ser una fobia con terminología propia en sicología. Hablamos de la anuptafobia, o el pánico que experimentan algunas mujeres, especialmente las que se encuentran en un rango de edad comprendido entre los 30 y 40 años, ante una posible soltería perpetua.

“Hay personas, sobre todo mujeres, que sostienen relaciones que no son sanas ni constructivas, por no estar sola”, asegura María Patricia Afanador. Y es que, como explica la sicóloga y coach, si bien es cierto que este diagnóstico también afecta a los hombres, ellas son las que más se aquejan de esta versión del, más extendido, temor a la soledad.

“Pareciera que al acercarse al límite del reloj biológico [ellas] sienten esa desesperación”, indica la siquiatra Graciela Moreschi, autora del libro Mujeres sin pareja. Esta afirmación se fundamenta en la creencia errónea de que el género masculino tiene toda la vida biológica por delante, mientras que las mujeres tienen una fecha de caducidad marcada que bien puede coincidir con el momento en el que socialmente son tachadas de ‘solteronas’. A este respecto, Óscar Alejandro Quintero Ramírez, profesor de sociología de la Universidad del Rosario, considera que “muchos de los estereotipos creados por la sociedad sirven para legitimizar la discriminación”. De hecho, el término en cuestión tiene una fuerte connotación despectiva, por un lado, y de género, por otro. Y si no,  ¿quién ha escuchado o se ha referido alguna vez a un hombre como un ‘solterón’?

Los avances sociales y en materia de igualdad permiten que en la actualidad muchas mujeres se sientan liberadas a la hora de elegir tener o no pareja (Lee el artículo 4 beneficios de estar soltero). La soltería ha dejado de ser un estigma para ellas, conscientes de que su plenitud como persona no está determinada necesariamente por su papel de pareja, novia o incluso madre de nadie. (Lee el artículo PANK: las tías chéveres, solteras y sin hijos).

Estas son capaces de ser felices con su elección, al margen de las presiones externas que, generalmente provienen de los entornos sociales más próximos. De hecho, según reveló un estudio realizado por la Universidad de Missouri en 2010, son las personas más cercanas las que  presionan a sus familiares y amigas de más de 30 años para que opten por una forma de vida “más convencional” en lo que respecta a su estado civil. Las consecuencias emocionales de esta influencia coercitiva se atenúan a medida que la mujer va cumpliendo años y se siente cada vez más satisfecha con su condición, en palabras de Larry Ganong, director de la investigación.

De la misma opinión es Patricia Afanador, para quien “en la medida en la que la mujer cultiva la valoración por sí misma, la autonomía y la independencia, el miedo a estar sola decrece”.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.