COMENTARIOS

Cómo ahorrar

Cómo ahorrar Cómo ahorrar, foto: Thinkstock

Ahorrar dinero no es una ciencia ni un arte, pero requiere de compromiso. Sólo debes aprender algunos tips y verás cómo te traerán beneficios que van... a perdurar por el resto de tu vida.

Por RevistaFucsia.com
 
Comienza a ahorrar dinero el día de hoy. No lo pospongas. Ahorrar dinero está bajo tu control y puede traerte grandes beneficios. Si empiezas desde ahora, cosecharás las recompensas en los próximos años. Ya sea que ahorres en viajes, compras o en servicios, recuerda que de peso en peso puedes ahorrar millones.

RevistaFucsia.com te da algunos tips:
1. Gasta menos.
Es esencial que seas seria y te mentalices acerca de ser una buena ahorradora de dinero a largo plazo y seas capaz de ahorrar dinero todos los días. Revisa lo que gastas diariamente y buscar nuevas formas de ahorrar dinero. Por ejemplo, si hoy vas a cenar ensalada, busca los vegetales que están en cosecha (un tomate puede pasar de costar 400 pesos a 2.000 pesos, recuerda que así sea poco lo que ahorres, a largo plazo será un número significativo). Considera la posibilidad de hacer llamadas telefónicas, por ejemplo, sólo en horas pico. O por ejemplo, lava tu ropa por las mañanas (por las noches los servicios cuestan más) y trata de hacerlo una vez a la semana. Llevar almuerzo a la oficina también puede ayudarte (si te mueres por ese nuevo restaurante que queda al frente, entonces limita tu consumo a una vez a la semana). En fin, haz una lista de formas que te permitan gastar menos. Te convertirás en una experta y realmente podrás ahorrar.
2. Establece un presupuesto personal.
Tener un presupuesto mensual es esencial para las familias y para quienes viven solos. Puede ser la manera más rápida para ahorrar dinero. Lleva un cuadro en Excel. Inmediatamente verás tus ingresos y egresos. No serás capaz de ahorrar dinero a menos que sepas cuánto dinero estás ganando y gastando. Una vez que hayas preparado un presupuesto, serás capaz de identificar áreas en las que puedes ahorrar (es posible que no puedas prescindir de tu seguro médico, pero si puedes dejar de comprar zapatos todos los meses).
3. Comprar al por mayor. Comprar al por mayor es mucho más barato. Pero eso sí, planifica las comidas por adelantado. Por otra parte, compra los alimentos que más te gusten y los que más le gusten a tu familia. De nada te servirá comprar costales de zanahoria si terminas por botarlas a la basura. Si vives sola es más fácil, pero si estás viviendo con más personas, pregúntales qué quieren comer y cómo pueden variar esa alimentación con los alimentos de cosecha. (O los enlatados, pero que no se vayan a desperdiciar). Haz un menú y varía tus platos (sopa de espinaca con queso gratinado para el lunes…. Tortilla de espinaca con huevo para el viernes).
4. Asegúrate de que una oferta es una oferta. Investiga bien los precios antes de comprometerte a hacer una compra costosa. Debes estar segura de la venta es en realidad una oferta y no una estrategia de marketing creativo para alentarte a gastar dinero sin pensar. Muchas veces las ofertas no representan una reducción significativa de precio en realidad. ‘Compre uno y llévese el segundo gratis’, ‘50% de descuento’, y ‘grandes descuentos’ sólo te ayudará a ahorrar dinero si el precio real que pagas es menor de lo que pagarías en otro lugar por exactamente el mismo producto.
5. No te dejes endeudar. Algunas de las deudas que tenemos en nuestras vidas pueden ser imprescindibles. Sí, es posible que estemos pagando una hipoteca para comprar una casa o que necesitemos utilizar nuestra tarjeta de crédito para hacer compras. Sin embargo, tu objetivo de ahorrar dinero debe implicar el tener la menor deuda posible. Seguramente, tu tarjeta de crédito es tu mayor deuda este mes. Úsala sólo para emergencias. Unos aretes nuevos de oro no son una emergencia. El colegio de tu hijo sí lo es. Sin embargo siempre recuerda, los intereses de tu tarjeta pueden terminar siendo equivalentes al dinero que gastaste en tus compras.
6. Usa instrumentos de ahorro. Cada semana o cada mes, adquiere la costumbre de poner una cantidad, por pequeña que sea, en tus ahorros. Puedes usar un fondo de ahorro de empleados, o simplemente una alcancía (no te rías, también funciona para billetes grandes). Puedes empezar por ahorrar una cantidad fija muy pequeña cada semana, y luego pasar a grandes cantidades. Encontrarás que al ahorrar dinero de manera regular, rápidamente acumularás una reserva de dinero significativa que te motivará a ahorrar más.
7. Come en casa en lugar de salir. Aquí puedes ahorrar un montón de dinero. Una taza de café en la calle puede costar veinte veces (o más) de lo que cuesta hacerlo en casa. Así que piensa bien antes de beber cuando estés fuera. Por otra parte, los restaurantes de comida rápida no sólo te hacen gastar en algo que realmente no necesitas en ese momento, si no que no son los mejores para tu salud. ¿Por qué no esperar a llegar a casa y disfrutar de una comida más nutritiva, ahorrando dinero al mismo tiempo? Tu billetera y tu figura te lo agradecerán.
8. Consume menos. Este ahorro de dinero es una lección que todos debemos aprender. No sólo para tu bolsillo, también para el planeta. Vivimos en una sociedad de consumo donde la basura es un problema enorme. Si todos podemos usar y consumir menos habría menos residuos, lo que se traduce en un menor consumo de energía y en un ahorro de dinero. Considera usar menos champú cuando te laves el pelo o usar menos jabón de ropa para pocas cantidades de ella. Muchas veces derrochamos sin darnos cuenta. Apaga las luces, el televisor y el computador cuando no estén en uso. En fin, de ahorro en ahorro verás los resultados a largo plazo.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.