COMENTARIOS

¿Cómo te atrae tu pareja?

¿Cómo te atrae tu pareja? ¿Cómo te atrae tu pareja?

En una relación de pareja hay tres momentos por los que atraviesa la atracción. Descubre en cuál de éstos se encuentra la tuya.

Por años, los sicólogos expertos en relaciones han tratado de dar respuesta a las consultas de los pacientes que quieren recuperar la pasión en sus noviazgos o matrimonios. No obstante, esas dudas no sólo tienen que ver con la ausencia de libido sino también con la transformación de los sentimientos.

Para responder a esos cuestionamientos los especialistas encuentran el argumento en los tres niveles de atracción -físico, intelectual y afectivo- y en la ausencia o desaparición de uno o varios de ellos. RevistaFucsia.com te presenta la guía para identificar en cuál de estos estados se encuentra tu relación.

Atracción física. En principio, cuando comienza la fase de enamoramiento en una pareja, el físico y la apariencia son indispensables para que la relación se establezca y pase a un segundo plano. Esto explica por qué cuando se está en la etapa de la conquista las dos personas se interesan tanto por mantenerse perfectamente arregladas, bien vestidas e inmersas en buenos olores.

No obstante, una vez que el noviazgo se ha fortalecido, el tiempo ha pasado y ya no es necesario ‘convencer’ al otro, el interés por estar siempre en las mejores condiciones empieza a mermar. Es así como se cae en errores comunes como engordar, dejar de hacer ejercicio, vestirse siempre con la misma ropa o simplemente no arreglarse, lo que repercute en la atracción que siente la otra persona.

La solución no es sacrificar la comodidad ni mucho menos establecer una relación sin naturalidad, lo importante es no descuidar la apariencia física no sólo por lo que pueda esto repercutir en la pareja, sino también sobre la autoestima.

Atracción intelectual.Esta tiene que ver directamente con la comunicación de la pareja y con los intereses tanto del uno como del otro que se establecerán luego como ese punto de unión entre los dos. Es a través de esta atracción como se explica el por qué de las largas conversaciones que se tienen y de la importancia que se le da a conocer todo sobre la otra persona y sobre su postura frente a la vida misma.

Sin embargo, luego de que pasan los años y de que no hay cambios significativos –trabajo, nuevos estudios, viajes, etc.- los tiempos de conversación se reducen y los temas se limitan a los sucesos cotidianos. Por esta razón es normal ver que parejas que podían hablar durante horas y luego seguir haciéndolo por teléfono, ahora pasan el mismo tiempo pero sin pronunciar palabra alguna.

La solución está en generar espacios para compartir nuevas experiencias juntos; salir a recorrer lugares desconocidos;hablar de sus sentimientos, miedos y expectativas; y compartir tiempo con otras personas interesantes.
Atracción afectiva. Esta es la etapa considerada como el amor sin más ni más. Es decir, el sentimiento que no implica necesariamente pasión y que se centra en un vínculo tan fuerte que hace que afloren sentimientos de ternura, preocupación y disponibilidad total para el otro. Para que éste no se pierda o se transforme en una rutina insoportable, la recomendación es cultivarlo con detalles y procurar siempre lograr un equilibrio entre los tres niveles que permita no sólo el bienestar físico sino también el emocional.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.