COMENTARIOS

Con buena energía

Con buena energía Con buena energía

Para vivir en armonía no sólo es necesario contar con la tranquilidad que da la estabilidad económica, también un entorno agradable es importante.

Regular las energías presentes en el ambiente es una de las tareas del Feng Shui. Siguiendo algunas de las prácticas que esta ciencia milenaria propone, es fácil lograr que el buen humor y la salud se mantengan en el hogar. A continuación te presentamos 3 consejos para nivelar diversos aspectos:

Chao desorden: para el Feng Shui, el desorden no sólo tiene que ver con las cosas que no se encuentran guardadas en su lugar. También con:
Acumular objetos que ya no se usan.
Dejar de pagar facturas.
  No llevar a cabo las tareas de limpieza pendientes.
No arreglar los daños de la casa como humedades, filtraciones, vidrios rotos o goteras.
Organizar cada seis meses el ‘cuarto de sanalejo’ para deshacerse de lo que ya no sirve.
No arrinconar cosas detrás de las puertas. El Feng Shui considera que esta práctica trae mala suerte y representa obstáculos y trabas.

La recomendación entonces es mantener el orden y limpiar muy bien cada espacio, pues la búsqueda de objetos o la acumulación de cosas que no tienen ninguna función bloquea las energías y lleva a un desgaste tanto físico como mental.

Buen genio: sea cual sea la actividad que se vaya a desarrollar al interior de la casa, es indispensable hacerla con agrado. Esta recomendación es muy importante sobre todo para aquellas personas que están encargadas de cocinar pues cuando los alimentos se preparan de mal genio, la mala energía se traspasa.

Para estar en armonía y dejar las energías negativas a un lado, intenta:
Tener fotografías de la familia o algunos objetos que representen la felicidad y la unión de los miembros del hogar.
No ubicar espejos a la entrada de la casa pues atrapan las malas vibraciones del exterior.
  Ubicar móviles en los pasillos pues éstos trasmiten sensación de tranquilidad y descanso.
Prender velitas de incienso de aromas relajantes y muy agradables.
Comprar algunos objetos de color amarillo, pues este tono está asociado con la buena salud y el bienestar.

En el lugar indicado: para que cada noche de sueño sea realmente placentera y reparadora, debes tener en cuenta que:
La cabecera de la cama debe estar ubicada hacia el Norte o hacia el Oriente para atraer las buenas energías de estos puntos cardinales.
Si la cama está ubicada en la pared que da al baño, es aconsejable tener una tela verde en la cabecera para rebotar las energías negativas.
Dormir con electrodomésticos o celulares no es conveniente. La razón es que éstos consumen la energía del ambiente e irradian ondas electromagnéticas perjudiciales para la salud.
Si alguien está enfermo en la casa, una buena opción para aumentar la energía vital es ponerle medias rojas a las patas de la cama.
Si tu televisor tiene reflejo en la pantalla, es indispensable que antes de acostarte la cubras con una tela. Esta sencilla solución no dejará pasar las energías desequilibrantes.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.