COMENTARIOS

Creatividad: 8 pasos para estimular tu pensamiento

Creatividad: 8 pasos para estimular tu pensamiento 8 pasos para recobrar la creatividad, foto: Thinkstock

Desde crear un poderoso eslogan para tu cliente más importante hasta decidir que comerás esta noche, el pensamiento creativo es parte integral de nuestra vida, día y noche.

Por RevistaFucsia.com
 
Es el secreto del éxito de un negocio, el poder para resolver los pequeños problemas del día a día, pero más importante, la fuente de la felicidad.

Para ser creativa no necesitas ser escritora, artista, música o inventora; todas las personas tienen potencial creativo. La clave es liberar tu potencial creativo para que puedas ser más exitosa y vivas una vida plena. Aquí te contamos cómo.

Lleva tu cuerpo y tu cerebro a caminar
Uno de los pensadores más creativos de todos los tiempos, Albert Einstein, realizaba frecuentes caminatas para resolver problemas. Créelo. Caminar hace que los ‘fluidos creativos’ circulen en al menos 3 maneras. En primer lugar, incrementa y mejora el flujo de oxígeno hacia el cerebro, energizando las células del cerebro para un desempeño mental más agudo. Segundo, algunos científicos creen que en general, el ejercicio activa la liberación de numerosos químicos cerebrales que promueven la creatividad. Tercero, otros especulan que el ejercicio puede suprimir actividad en el lado izquierdo del cerebro, donde se controla el pensamiento lógico, mientras que estimula la parte derecha, la cual es responsable del pensamiento creativo.

Haz pausas frecuentes para reenergizar el cerebro
Si estás todo el día sentada en frente de un escritorio (se mueve más un cactus), el poder de concentración, así como la creatividad van a disiparse, acabando con tu productividad. En vez de quedarte sentada como una piedra, levántate y muévete un poco, por lo menos durante una hora, para que la sangra fluya hacia el cerebro. Estarás más alerta, y por lo tanto más productiva.

Captura las ideas que vengan a tu mente
Si no lo haces, pueden desaparecer y no volver nunca. Los artistas deben cargar cuadernos de dibujo, los escritores cuadernos de notas… y en general, todos, debemos por lo menos tener siempre a la mano un papel y lápiz para capturar nuestras ideas.

Aprovecha las cuatro etapas del pensamiento creativo
En 1962, un investigador llamado Graham Wallas estudió a los científicos más importantes de la época y descubrió que todos compartían el mismo proceso creativo para resolver problemas: 1) etapa de preparación, que consiste en formular el proceso, estudiar el trabajo previo relacionado a éste, y pensar intensamente en él; 2) etapa de incubación, en la cual no hay un trabajo visible en el problema, mientras que se deja trabajar el pensamiento subconsciente; 3) etapa de iluminación, donde surgen nuevas ideas brillantes hacia el problema; y por último 4) etapa de verificación, en donde las ideas son experimentadas y evaluadas.

En términos prácticos, por ejemplo, si estás pensando en rediseñar tu casa; Primero, investiga otros diseños similares al que tienes en mente, estúdialos profundamente y cuestiónate si cumplen o no con tus necesidades. Después, deja a un lado el proyecto y deja que fluyan tus instintos. Tercero, las ideas provenientes del subconsciente van a empezar a originarse (o de pronto viste algo o alguien que te inspiró de nuevo). Cuarto, tienes que empezar a trabajar, escribe las ideas en un papel.

Soñar de día
Henry Ford contrató en una ocasión a un experto en eficiencia para evaluar el desempeño de la compañía. La conclusión del experto fue favorable, aunque expresó observaciones sobre un empleado. ‘Es ese hombre al final del corredor’, dijo. ‘Cada vez que paso por su oficina está sentado con los pies sobre el escritorio’, ‘Está desperdiciando su dinero’. ‘Ese hombre’, respondió Ford, ‘Una vez tuvo una idea que salvó millones de dólares de la compañía. Creo que en ese momento sus pies estaban donde están ahora’. Por eso, ya sea que estés tratando de resolver un problema de negocios o pensar en el tema de una novela, sólo relájate, cierra los ojos, y deja que tu mente fluya libremente. No edites tus pensamientos. Te sorprenderás sobre las ideas creativas que vienen a tu mente.

Mira un problema desde otra perspectiva
Cuando se cuestionó a Jonas Salk sobre cómo inventó la vacuna contra el polio, respondió: ‘Me vi a mi mismo como un virus o una célula de cáncer y traté de ver como se sentiría’. Este es un ejemplo de ‘pensamiento divergente’, un componente esencial de la creatividad. Involucra la capacidad de generar diferentes soluciones a un problema y al mismo tiempo ser ‘original’. En esencia, la originalidad describe la diferencia entre tus ideas y las de la mayoría de las otras personas.

Expande tus horizontes
Las tarjetas de Hallmark tienen uno de los staff creativos más grandes del mundo, con más de 700 artistas y escritores que generan más de 15,000 diseños originales al año. Para inspirarlos, la compañía trae artistas y escritores invitados de partes de todo el mundo cada año. Entre los invitados que han pasado por la compañía figuran la actriz Betty White, la escritora Betty Friedan, el caricaturista del New Yorker, Gahan Wilson, y el Cirque De Soleil. Adicionalmente, Hallmark envía sus creativos a otras partes del mundo, para promover la innovación. Haz lo mismo, ve a conferencias, talleres, museos, viaja, lee revistas, visita librerías, exposiciones, mira películas… en fin, sal de tu mundo para pensar fuera de tu mundo.

Cree en tu creatividad
En un estudio de tres meses sobre creatividad, los psicólogos examinaron las características de las personas creativas. La educación, los antecedentes personales y una serie de preferencias fueron considerados como contribuyentes a la creatividad. Sin embargo, todos demostraron tener un común denominador: su actitud. La gente creativa simplemente estuvo segura de ser creativa. Ten fe en tus habilidades.
Desde crear un poderoso eslogan para tu cliente más importante hasta decidir que comerás esta noche, el pensamiento creativo es parte integral de nuestra vida, día y noche. Es el secreto del éxito de un negocio, el poder para resolver los pequeños problemas del día a día, pero más importante, la fuente de la felicidad.

Para ser creativa no necesitas ser escritora, artista, música o inventora; todas las personas tienen potencial creativo. La clave es liberar tu potencial creativo para que puedas ser más exitosa y vivas una vida plena. Aquí te contamos cómo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.