COMENTARIOS

¿Dices lo que realmente quieres decir?

¿Dices lo que realmente quieres decir? ¿Dices lo que realmente quieres decir?

En muchas situaciones de la vida cotidiana no logramos decir lo que realmente pensamos. Consejos para aprender a hacerlo.

¿Cómo comunicarnos más efectivamente?¿Qué hacer para decir lo que realmente queremos de forma que nos hagamos entender sin ofender a los otros? Te damos 7 prácticos consejos para aprender a hacerlo.

1. Describe a la acción no a la persona:
Imagina que se te olvidó una cita con tu mejor amiga la semana pasada. Piensa en cómo reaccionarías a estos dos afirmaciones de ella:
-“Me sentí molesta porque se te olvidó que íbamos a encontrarnos en cine”
-“Siempre eres tan egoísta. De vez en cuando deberías pensar en los demás”.
La primera afirmación describe los sentimientos y demuestra que la conducta del otro fue inapropiada, probablemente presentaremos disculpas. La segunda es el tipo de afirmación que una persona agresiva y pretenciosa. A nadie le gusta que le digan egoísta, y la reacción será probablemente negativa: “ Bueno, tú tampoco eres muy perfecta que digamos...” El resultado: una probable discusión. Por eso, es preferible la acción (no las persona). Fácil ¿verdad?

2.Evita las generalizaciones y exageración
Otro problema con la segunda afirmación es que generaliza. Pocas personas son “ siempre” egoístas y, si lo son, ¿por qué los escogiste como tus mejores amigos? Si tu conoces gente que utiliza expresiones como “siempre” y “nunca”, tal vez estés de acuerdo con que son personas muy molestas y es difícil respetarlas. No exageres estas expresiones tienen más efecto que el que te imaginas.

3.Evite las preguntas retóricas
Imagina que vas en un carro y que el conductor va demasiado rápido y tu quieres que baje la velocidad. Una pregunta que tenga una pregunta retórica como: ¿Qué cree que está haciendo...? ¿ Quiere que nos matemos?, no ayuda por que usualmente produce el efecto contrario al que queríamos. Un persona sarcástica probablemente te respondería: “Si quiero que nos matemos.” Un agresivo respondería: “ si no le gusta como manejo bájese.” Cuando estés en una situación similar intenta preguntar algo como: “ Por favor, podrías ir más despacio es que le tengo miedo a la velocidad.”

4. Se clara y específica
Todos tenemos derecho a expresar nuestras necesidades, sin embargo, existen personas pasivas, que evitan las confrontaciones, a ellos se les dificulta ser claras y especificas. Generalmente, usan demasiadas palabras: “( discúlpeme) mesero, (pero verá), mi lomo no está bien cocido ( y no sabe muy bien).” “Verá. Lo prefiero mejor cocido).” Por favor ( si fueras tan amable, tal vez usted), ¿ podría hacer que lo cocicen ( un poquito) más?.

5. No asumas que la gente puede leer la mente
Mario se encontró en una situación difícil con sus vecinos, e incluso antes de que se mudaran! Cuando vio que había dejado basura en frente de su puerta, rápidamente la retiró y la puso en frente de la puerta de sus vecinos bloqueándoles la entrada. Esta reacción crea malas relaciones. Tal vez los vecinos no entiendan el mensaje y sigan dejando la basura allí. Pero, ¿ cuál sería una mejor solución? Tranquilamente hablarle a los vecinos y enseñarles el lugar donde debe ir la basura.

6. Usa el lenguaje corporal correcto
Cuando una mujer dice no, en realidad quiere decir que si..., o al menos eso dice el dicho. Uno de los hábitos en los que caen las mujeres es pensar que es grosero o poco femenino decir “no”. Por ello, utilizan un lenguaje corporal inadecuado, por ejemplo, dicen que “no” con una sonrisa, con cara de culpabilidad. ¿ Qué debes hacer en esos casos?
Mira a la persona directamente a los ojos. Dile un firme “no” sin excusas ni cara de culpa. Si es necesario aclara tu posición. Por último, toman en cuenta los sentimientos de los otros “ Mira, sé que éstas desilusionado, pero es lo mejor”.

7. Mantén tu decisión
Es fácil que otras personas te desvíen con acusaciones agresivas “Eres tan desconsiderado”, o “ ¿ Es que no me quieres?. En estos casos es muy importante que mantengas tu decisión, continua enfocándote en lo que quieres decir “ te quiero mucho pero de todos modos quiero que...”





También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.