COMENTARIOS

¿Por qué no es bueno ser la única mujer de la oficina?

Fucsia.co

¿Por qué no es bueno ser la única mujer de la oficina? Peggy Olson en Mad Men, una mujer que debe abrirse paso en un campo laboral dominado por hombres.

Un estudio demostraría que trabajar en un campo dominado por hombres puede ser malo para tu salud.

Ser la única mujer de la oficina podría ser malo para tu salud. Así lo concluyó un estudio realizado por la Universidad de Indiana.

Mira también: '¿Un hombre o una mujer como jefe?'


En esta investigación se analizaron los niveles de estrés de 440 mujeres que trabajaban en industrias en las que dominaba la presencia masculina. ¿La conclusión? Estar rodeada de hombres implica un menor salario y menores posibilidades de ser ascendidas, lo que ocasiona mayores fluctuaciones de cortisol, la hormona que regula el estrés.

Aquellas mujeres que trabajaban en un área predominantemente masculina mostraban más cambios en sus niveles de cortisol durante el día que sus contrapartes masculinas y que mujeres que trabajaban con mayor cantidad de colegas femeninas.

Los investigadores concluyeron que los altos niveles de estrés se debían a condiciones laborales negativas para aquellas mujeres que trabajan en un área dominada por hombres.

El sexismo es el ámbito laboral es algo que han experimentado una de cada tres mujeres, de acuerdo con una encuesta de la revista Cosmopolitan.

Los resultados de esta encuesta van en sintonía con otra investigación de la Universidad de Melbourne, que concluye que si bien se ha avanzado en mejores condiciones para las mujeres en los puestos de trabajo, muchas aún enfrentan lo que los investigadores llaman sexismo de baja intensidad (comentarios o chistes machistas, por ejemplo) y es igual de perjudicial para la salud ocupacional del género femenino.

“Otros estudios han concluido que las mujeres que trabajan en lugares con mayoría hombres enfrentan retos especiales, tales como aislamiento, presión social, obstáculos para ascender e incluso bajos niveles de apoyo y acoso sexual”, afirman los investigadores de la Universidad de Indiana  en un comunicado.

“Nuestros hallazgos evidencian que un clima de trabajo negativo ocasionado por una mayoría masculina afecta  la salud de las mujeres”, concluyen.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.