COMENTARIOS

El acoso laboral

El acoso laboral acoso laboral

¿Sabías que exististe una ley que previene, corrige y sanciona el acoso laboral?

La ley de acoso laboral permite denunciar a un jefe o al empleados por maltrato, persecución y discriminación laboral. Tres temas muy serios que realmente pueden llegar a convertirse en una espada de Damocles para el propio empleado si no se utiliza con mucha cautela.

Dentro de capitulo “Maltrato Laboral” la ley habla de violencia contra la integridad física y moral, expresiones verbales injuriosas, groserías, amenazas de despido, burlas, violación a la intimidad o al buen nombre, y comportamientos para menoscabar la autoestima. Consideraciones que pueden llegar a ser subjetivas si pensamos, por ejemplo, que según el estado de ánimo
Se puede “menoscabar la autoestima” cuando el jefe regaña a alguien. Cabe preguntar: ¿ la susceptibilidad depende del estado de ánimo; o la autoestima altera el estado de ánimo?

Y qué se puede decir de otros motivos de acoso laboral que rezan en la ley como “asignación de trabajos extraños”. O sea que hay que buscar en el diccionario de la Real Academia de la Lengua la definición del término “extraños” u especificar hasta dónde está el límite de lo que no se cataloga como “extraño” dentro de las funciones de algún empleado.

Lo acertado es que existan normas precisas para que un jefe no abuse de sus empleados, no los maltrate, no se aproveche de su poder y de su jerarquía y es lógico que la discriminación no debe ser permitida bajo ningún aspecto, ni en ningún caso. Es claro que la ley busca proteger a los más débiles –en este caso a los empleados-, pero es más conveniente para los mismo empleados que sea la máxima del minimalismo de “menos es más”, la que rija este tipo de situaciones.

Cuéntanos tu opinión ¿sabías que existe este tipo de ley? ¿ Te has sentido agobiada por todas las exigencias de tu jefe? ¿ Alguna vez has querido denunciarlo?

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.