COMENTARIOS

Mujeres obesas tienen menos empleo

Mujeres obesas tienen menos empleo Mujeres obesas tienen menos empleo

Pese a la capacidad que las mujeres han demostrado en el ámbito laboral, las diferencias salariales aún son muy marcadas. La obesidad también influye.

Las mujeres con varios kilos de más tienen menos oportunidades de empleo y en la mayoría de los casos ganan menos dinero que las delgadas. Esta afirmación fue arrojada por la universidad de Michigan, Estados Unidos, como resultado de un estudio que tuvo en cuenta el censo de población y estadística de ese país.
 
La investigación analizó en detalle el número de desempleados y la evolución de esa cifra, la variación de las condiciones laborales, el tipo de contratación –temporal, fija, por prestación de servicios…– y las diferencias según el sexo y la edad. Los datos confirmaron que las mujeres reciben menos salario que los hombres, pero esto no fue lo que sorprendió a los investigadores. El resultado que realmente marcó la diferencia tiene que ver con que las mujeres obesas tienen muchos más inconvenientes para encontrar un empleo de calidad.
 
Resulta que para los evaluadores de personal no sólo es importante analizar las cualidades y aptitudes de un candidato, también juzgar la imagen proyectada. En las mujeres este aspecto cobra especial importancia, lo que explica por qué a las obesas les resulta más complicado obtener trabajo: ellas deben sortear una doble discriminación. Además, los empresarios prefieren contratar personas delgadas porque el sobrepeso se asocia con problemas de salud que podrían generarle gastos extra a las compañías.
 
En Colombia, la desigualdad se evidencia especialmente en la escala salarial. Pese a las políticas de regulación y a la clara formación académica que las mujeres ostentan, en el país un hombre gana en promedio $250.000 más que una mujer en el mismo cargo.
 
¿Por qué las diferencias?
 
• Porque las empresas prefieren no asumir los gastos y obligaciones que implica la maternidad.
 
• Porque la imagen personal en el caso de las mujeres puede dejar de lado sus cualidades profesionales si así lo determina el reclutador.
 
• Por la discriminación que las sociedades han establecido desde hace décadas.
 
• Porque se asume de manera errada que las mujeres son más condescendientes al enfrentar situaciones difíciles con las personas a cargo, dado que se acercan mucho más a las necesidades de los trabajadores.
 
¿Cómo contrarrestar la situación?
 
La clave está en verse profesional. Estas son algunas recomendaciones para lograrlo:
 
1. Cuando asistas a una entrevista analiza antes el perfil de la empresa. De esta manera podrás determinar mejor las prendas de vestir que usarás. Recuerda que la ‘etiqueta’ de una agencia de publicidad no es la misma de una entidad bancaria, y que para los reclutadores es fundamental ver si la persona se adaptará con facilidad a su nuevo ambiente laboral.
 
2. Lleva tu ropa impecablemente planchada y limpia. Combina las prendas y las siluetas adecuadas sin que los colores o los accesorios distraigan a tu interlocutor.
 
3. Vístete de acuerdo con tu personalidad. Esto te ayudará a proyectar una imagen más segura y le dará confianza al entrevistador.
 
4. Por último, recuerda que una buena actitud frente a las circunstancias puede romper cualquier estereotipo. Decídete a sacar lo mejor de ti.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.