COMENTARIOS

Necesidad o capricho

Necesidad o capricho Necesidad o capricho

Las tarjetas de crédito pueden ser un dolor de cabeza sino las manejas con inteligencia. Te ayudamos a saber si realmente necesitas una.

Así suene a cliché a las mujeres les encanta comprar y eso no es malo desde que darse esos gustos no sobrepase el límite de lo racional. Lo complicado comienza cuando ‘pagas’ esas compras con una tarjeta de crédito sin tener la claridad real sobre cuál es tu capacidad de pago frente a una deuda.

El uso de una tarjeta de crédito implica no sólo que debes pagar por lo que compraste, también debes pagar los intereses que la entidad financiera determine de acuerdo al número de meses a los que te está prestando ese dinero y además, tienes que pagar por el uso de este servicio.

Esto significa en pocas palabras que si decides comprarte un vestido de $200 mil para pagarlo en 3 meses, el costo de esa prenda será de aproximadamente $240 mil incluyendo los intereses y el cobro por el manejo de la tarjeta. Esta cifra puede variar dependiendo del tipo de crédito que manejes y de las políticas de la entidad.

Y tú, ¿la necesitas?, ¿puedes pagar?
Cuando decimos capacidad de pago no nos referimos a todo el dinero que ganas por tu salario sino a la parte de él que puedes destinar para ‘lujos’ luego de pagar tus gastos personales. Este es el primer razonamiento que debes hacer para saber si realmente puedes manejar eficientemente una tarjeta de crédito o si lo mejor es pagar tus gastos en efectivo sin preocuparte por deudas.

Además debes tener en cuenta si:
*
Planeas tus gastos y compras sólo lo que necesitas.
*Tus hábitos de compra no incluyen artículos demasiado suntuosos que podrían suponer un gran endeudamiento.
*La tarjeta te ofrece servicios adicionales útiles para ti.
*Los intereses son los mejores de acuerdo a la oferta del mercado.
*La cuota de manejo se paga mensual o trimestralmente.
*Es posible que el banco te ofrezca una tarjeta sin cuota de manejo así sólo la utilizarás en una emergencia y no te implicará un gasto adicional.
*La fecha de corte de tu tarjeta coincide con el pago de tus ingresos para estar segura de que puedes abonar lo que te corresponde el día indicado.

Algunos consejos adicionales
*Maneja bien tu crédito para que tu historial te permita más adelante acceder a un préstamo para vivienda o vehículo.
*En lo posible difiere tus compras a una cuota, esto te permite no pagar intereses y sí darte unos días para pagar. Para hacer esto correctamente consulta con tu banco las condiciones y las fechas de corte
* Utiliza tu tarjeta de crédito sólo para emergencias.
*No pidas más tarjetas de las que realmente vas a utilizar para evitar pagar cuotas de manejo innecesarias.
*Averigua los procedimientos para cancelar la tarjeta, es decir si la puedes devolver cuando lo desees o si tienes una cláusula de permanencia.
*Trata de negociar con tu banco una cuota de manejo que se ajuste a tus ingresos. *Pídele al asesor que te explique en detalle a qué tienes acceso por pagar esa suma y qué otros planes tiene diferentes a los que te ofrece en principio.





También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.