COMENTARIOS

La soledad también es sinónimo de felicidad

Fucsia.co

La soledad también es sinónimo de felicidad Foto: Ingimages

Huimos de los espacios y momentos con nosotros mismos. Aborrecemos hacer una actividad sin compañía, porque nos produce sensación de abandono. Una experta nos aclara por qué y para qué es necesario pasar tiempo solos.

En inglés hay una diferencia específica entre las palabras ‘loneliness’ y ‘solitud’. A partir de eso, la frase del teólogo Paul Tillich adquiere sentido: "Language...has created the word 'loneliness' to express the pain of being alone. And it has created the word 'solitude' to express the glory of being alone." Haciendo diferencia en la primera ‘soledad’ como la sensación de abandono y, la segunda, como un momento y espacio para la búsqueda personal. Aunque en español, las dos se traduzcan de la misma manera.

“La soledad es la presencia de uno mismo, una desbordante presencia. Tú estás tan llena de presencia que puedes llenar el universo entero con ella y no existe la necesidad del otro”, dice el místico y maestro espiritual Osho.

Lee también: "Aprende a disfrutar tu soledad"

Pero este sentimiento está asociado a una carga negativa en el mundo occidental, en el que se cree que no estar en compañía es sinónimo de abandono, de no ser apreciado o reconocido. Le tememos a realizar actividades en soledad como ir al cine o comer. Sin embargo, es fundamental, no solo aprovechar el tiempo consigo mismo, sino buscarlo. ¿Por qué y para qué? La sicóloga María Cecilia Betancur nos lo explica en esta entrevista con Fucsia.co

1. ¿En general es difícil para los seres humanos encontrarse y saber estar consigo mismos?

Es muy difícil, para muchas personas ponerse en contacto consigo mismos y desarrollar una vida interior tan rica y placentera que no requiera imperiosamente compañía. Sin embargo, esos espacios para el encuentro interior hacen parte del equilibrio emocional y, de ninguna manera pueden ser sustituídos por la presencia, ni siquiera por el amor de otra persona. Para una buena salud mental y un buen desempeño social, en lugar de evitar la soledad hay que guardar tiempo para ella.

2. ¿Por qué necesitamos de tiempo para nosotros mismos?

En soledad, la persona hace procesos de crecimiento que nadie puede hacer por ella: conocerse, cuidarse, aprender, analizar, tomar decisiones, afrontar la adversidad, resolver problemas, emocionarse, desarrollar destrezas, cultivar aficiones, incentivar su creatividad, entre otros. Además, disfruta y sufre con toda libertad.

Lee también: 'Cómo superar la soledad después de una ruptura'

3. ¿Puede ser cuestión de géneros, o tanto mujeres como hombres no saben cómo vivirla?

Tanto hombres como mujeres buscan la compañía de una pareja, para hacer más llevadera su vida. La cultura incide de manera contundente en este hecho, por cuanto, de una parte, tradicionalmente el matrimonio ha sido considerado una finalidad básica. De otra, tener una pareja es una necesidad vital, y no tenerla, una frustración absoluta.

Así lo proclaman las canciones, las novelas, los cuentos, las poesías, los culebrones televisivos y toda la publicidad que nos inunda. No obstante, hoy en día existe una fuerte tendencia a prolongar la vida sin compromisos afectivos, más allá de los veinticinco o treinta años, de tal modo que el hombre, o la mujer, pueda aprovechar el espacio personal, crecer, madurar, alcanzar un nivel intelectual o laboral mayor, y, en general, vivir experiencias que difícilmente se logran estando atado a otra persona.

4. ¿Qué efectos emocionales puede haber en una persona que pasa de pareja en pareja porque no quiere estar solo?


Fundamentalmente dos: 1. Sentimiento de minusvalía personal. El hecho de perder una pareja le deja al individuo la convicción de que no es atractivo, no es deseable, no vale mayor cosa, no es capaz de hacer feliz a nadie, no es capaz de conservar su propia felicidad. “¿Qué es lo que hay de malo en mí?”, a menudo preguntan los consultantes cuando van al psicólogo. Y en verdad, algo anda mal, en su personalidad o en su comportamiento. Cada caso es particular y la terapia debe ayudarles a descubrirlo. 2. Depresión. Consecuencia natural de la valoración negativa de sí mismo, el autodesprecio, y el rechazo por parte de las personas que hubiera querido tener siempre como pareja.

5. ¿Qué actividades significan encontrarse consigo mismos? Va más allá de ir a cine solo, ¿se puede hablar de espacios para 'hablarse', 'escribirse'?


Todos los procesos se llevan  a cabo mediante actividades específicas como ir solo al cine, a comer, de paseo, de viaje, de compras. Cocinar para uno, leer, hacer ejercicio físico, juegos mentales, relajarse, pensar en un asunto, analizar una experiencia, escuchar música, cantar, escribir, convertirse en avistador de aves, navegar, estudiar por afición, hacer obras manuales, pintar…en fin, hasta donde alcance la imaginación.

Es preciso advertir que buscar la soledad y aprovecharla al máximo no significa convertirse en una isla, en un cusumbo solo, sino equilibrar la soledad y la sociedad.

www.mariaceciliabetancur.com


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.