COMENTARIOS

Qué tanta ayuda prestan los libros de autoayuda

RevistaFucsia.com

Qué tanta ayuda prestan los libros de autoayuda Foto: Thinkstock

De acuerdo con investigaciones realizadas en Estados Unidos, la búsqueda obsesiva por la felicidad puede acentuar la sensación de fracaso en la vida propia, e incluso pueden causar depresión.

Con frecuencia, la felicidad es el fin último de muchos movimientos filosóficos y religiones en diferentes sociedades. Son incontables los libros que se han escrito para ayudar a descifrar el camino que se debe seguir para conseguir este preciado objetivo, bien sea a lo largo de la vida, o al final de la misma, siguiendo principios propios o establecidos por otros.

Los llamados libros de autoayuda han tenido un gran auge en las últimas décadas. Las personas recurren a ellos porque son de fácil lectura y siempre procuran mensajes positivos acerca de lo que es la vida y las cosas que se pueden lograr si se sigue el instinto propio y se tiene disciplina.

Sin embargo, un equipo de psicólogas, provenientes de distintos centros de investigación: Universidad de Denver, Universidad de Yale, y Universidad Hebrea de Jerusalén, demostraron mediante un estudio que los libros de autoayuda pueden ir en detrimento del estado de ánimo y puede resaltar el lado negativo de una persona.

¿Los libros de autoayuda deprimen?
Según el estudio, la literatura de autoayuda puede ocasionar una gran frustración al comparar el ideal de felicidad que proponen estos libros con la vida propia y las metas no logradas.  “La felicidad no debe ser concebida como algo que significa lo mismo para todas las personas”, afirmaron en una entrevista las autoras de la investigación; proponerse este estado de ánimo como una meta en sí puede hacer que las personas se sientan peor, concluyeron.

 “Las personas que quieren sentirse más felices pueden elegir entre una multitud de libros que les guíen sobre cómo hacerlo. Sin embargo, fijar una meta de la felicidad puede ser contraproducente”, dijo para medios de comunicación la directora de la investigación,  June Gruber, de la Universidad de Yale.

Gruber, también directora del Laboratorio de Psicología y Emociones Positivas en Yale, enfatizó en que la ávida lectura de este tipo de textos puede llevar a la frustración; tanta lucha por seguir las instrucciones que los libros plantean y no conseguir el tipo de felicidad que allí se esboza puede terminar dejando a la persona peor de lo que comenzó.

Autoayuda y decepción
Por lo general, este tipo de textos aseguran que es posible alcanzar la felicidad si la persona dedica tiempo a pensar y hacer cosas que la hacen sentir feliz, contenta, o agradecida cada día. Procurar situaciones que garanticen un estado de felicidad de una u otra manera debe ser un propósito cotidiano. Sin embargo, Gruber afirma que estas acciones no siempre tienen el efecto deseado. “Cuando practicas con la motivación o la expectativa de que dichas actividades deberían hacerte feliz, éstas pueden llevarte a la decepción y provocar en consecuencia una disminución de felicidad”, dijo la experta.

Las investigadoras llegaron a la conclusión de que los libros de autoayuda pueden ser perjudiciales para el ‘buen ánimo’ tras realizar un análisis a una serie de personas que leyeron artículos de prensa que destacaban abiertamente el valor de la felicidad. Aquellos individuos que leyeron este tipo de artículos se sintieron peor consigo mismos después de hacerlo, en contraste con aquellos que leyeron artículos donde no se mencionó la felicidad.

Las psicólogas argumentan que este fenómeno se debe a la posibilidad de que las personas del primer grupo se sientan decepcionadas de sí mismas, provocando, en consecuencia, una disminución de la felicidad.

La posibilidad que abre este estudio es que la sensación de fracaso se incentive, y las personas  se sientan peor que al principio.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.