COMENTARIOS

Recetas para el guayabo

Recetas para el guayabo Tips para dismuir el guayabo

Levantarse luego de una noche de tragos puede ser una experiencia terrible. Hay que saber beber por esto te damos algunos consejos para hacerlo.

Esta guía esta hecha pensando en mujeres que vayan a beber. No se trata de promover el alcoholismo, reconocemos que las mujeres si consumen alcohol.

Sabiendo que es necesario saber como coger los cubiertos, vestirse para determinada ocasión o estar informado de varios temas para poder ir a un reunión y poder conversar con la gente, es importante saber beber, conocer tus propias etapas de reacción para disfrutar como un buen bebedor social sin llegar a emborracharse y evitar al máximo esa sensación de enfermedad y extremo cansancio del otro día.

La resaca o “guayabo” es la respuesta del cuerpo a la ingesta de alcohol en una determinada cantidad. Cada organismo es diferente y dos o tres copas pueden generar efectos opuestos en dos personas de la misma edad, talla y sexo. Podría decirse que la única manera de evitarlo es simplemente no tomar, pero este no es precisamente el consejo más realista.

Cuando se empieza a beber, inmediatamente el sistema nervioso central comienza a recibir los efectos del alcohol y despliega las funciones del hígado, corazón, riñones para poder procesarlo pues tienen la función de eliminarlo. En este lapso de tiempo se dilatan los vasos sanguíneos, hay una relajación de los músculos, mayor sudoración y producción de orina que induce a una deshidratación moderada ( el alcohol es diurético), pero que puede agravarse si la persona bebe de más, hasta llegar a un punto donde hay vómito, falta de coordinación, mareo e incluso pérdida de conciencia.
Al otro día seguramente habrá dolor de cabeza, sed intensa, debilidad muscular, nauseas. Vomito, sensibilidad a la luz, dolor de garganta entre otros síntomas. Para que no disminuir estos molestos efectos secundarios del consumo de alcohol sigue nuestras recomendaciones:

Trata de tener suficientes horas de sueño. Evita beber si al otro día debes madrugar o tomar una avión.

Toma muchos líquidos durante el día. Algunos recomiendan una cerveza fría: parece que funciona, no está comprobado.

Si puedes, al llegar de la fiesta, bañate antes de acostarte.

Come aunque no tengas hambre, Es imposible que el guayabo te de la sensación de “no hambre” pero es aconsejable comer una comida completa al día siguiente.

El cigarrillo incrementa los síntomas como por ejemplo el dolor de cabeza aunque suene difícil trata de fumar poco.

En caso que te toque cuidar a alguien muy ebrio, casi inconsciente, abrigalo muy bien y acuéstalo bocabajo y con la cabeza sobre un lado para evitar la posible aspiración del vómito.

Nada más desagradable que el “tufo”. Atácalo con café muy negro-que además te ayudará a reaccionar un poco. Los enjuagues bocales de agua con bicarbonato de sodio también son muy efectivos.








También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.