COMENTARIOS

Cuando la ansiedad supera todos los límites

Fucsia.co

 Cuando la ansiedad supera todos los límites Foto: Ingimage

Aceleración cardíaca, sudoración y deseo de escapar son algunas de las respuestas ante una situación que produce temor o rechazo. Sin embargo, cuando interfiere con el desarrollo de la vida diaria, puede ser un signo de alarma. Identifícalos.

“La ansiedad es entendida como el conjunto de respuestas emocionales, cognitivas, fisiológicas y conductuales que se presentan ante una situación angustiante, natural o artificial”, asegura el psicólogo Gustavo Adolfo Gil Ángel.

Asimismo, agrega que estas pueden ser de tipo emocional (miedo o temor, malestar, ira y debilidad entre otros); cognitivas (se refiere a todos los pensamientos negativos asociados al evento); biológicas o fisiológicas (aceleración del pulso cardiaco, sudoración en las manos, náuseas y malestar general). Y conductuales (son todas las reacciones comportamentales que se pueden presentar antes o durante el evento desencadenante. Estas acciones pueden ser de evitación o de escape).

No obstante, cuando la persona se enfrenta ante un evento que le produce ansiedad y, además de experimentar los tipos de respuestas normales en ese momento continúa padeciéndolas por mayor tiempo, hasta el punto de afectar sus relaciones interpersonales y evitar, por ejemplo, permanecer fuera de casa, por miedo a que le vuelva a ocurrir un evento determinado, se debe consultar a un especialista.

Signos de alarma

“A diferencia de la ansiedad relativamente leve y transitoria causada por un evento estresante (tal como hablar en público o una primera cita amorosa), los trastornos de ansiedad duran por lo menos seis meses y pueden empeorar si no se los trata”, asevera el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos (National Mental Health Institute), en su sitio web.

Estos son los síntomas más communes a los que se debe prestar atención:

  • Pánico constante y exagerado a  enfrentarse con una situacion específica
  • Respuestas emocionales, cognitivas, fisiológicas y conductuales, durante un tiempo prolongado (meses) posterior al suceso.
  • Problemas de sueño, pérdida del apetito y otros síntomas relacionados con depresión.
  • Temor a salir de la casa
  • Aislamiento social

Tratamiento

Según Gil, la terapia utilizada para intervenir este tipo de casos está orientada a que los pacientes entiendan todas las respuestas y, por medio de diferencias técnicas, logren desarrollar la capacidad para controlarlas. Entre las estrategias de intervención más utilizadas están las terapias de relajación, la terapia cognitivo conductual, para reestructurar las ideas irracionales que se evidencian y para controlar los comportamientos, y estrategias de biofeedback o retroalimentación de respuestas biológicas, también para controlar respuestas fisiológicas de manera voluntaria.  






También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.