COMENTARIOS

¿Soy una mujer histérica?

RevistaFucsia.com

¿Soy una mujer histérica? Foto: Thinkstock

“Está histérica”, es la frase que define a toda persona que está furiosa, que se ha salido de casillas. Coloquialmente la palabra ha sido utilizada para definir a una persona que tiene un temperamento fuerte; sin embargo, la histeria es una condición psicológica que afecta al 1% de la población mundial y que requiere de mucho cuidado.

La idea de la histeria como una condición característica de las mujeres, especialistas en complicar las cosas y en tener un carácter explosivo, proviene de una creencia generalizada desde mediados del siglo XIX hacia atrás que consistía en que la ‘histeria femenina’ era una enfermedad que incluía desfallecimientos, insomnio, pesadez abdominal, pérdida de apetito, espasmos musculares, irritabilidad y “tendencia a causar problemas”. A esto se le suma que la palabra histeria proviene del griego ?st??a, que significa útero.

En ese tiempo se creía que el deseo sexual reprimido de las mujeres causaba esta condición médica. Las pacientes diagnosticadas con este mal recibían un tratamiento conocido como “masaje pélvico”, que consistía en la estimulación manual de los genitales de la mujer por parte del doctor hasta  hacerla conseguir un orgasmo.

Con el avance de las técnicas psicológicas y científicas de diagnóstico durante la segunda mitad del siglo XIX, la tendencia a diagnosticar histeria femenina desapareció desde los primeros años del siglo XX y  muchos de los síntomas fueron reclasificados por Freud como neurosis. Actualmente está demostrado que no existe relación alguna entre el útero y los síntomas  anteriormente descritos, por lo tanto no es un trastorno exclusivo en las mujeres.

Cómo detectar mi histeria
Actualmente la histeria ha sido definida por el Concilio de Investigación Médica como “una condición en la que el paciente muestra síntomas físicos y mentales que no tienen un origen orgánico por el cual puedan ser explicados, se originan y mantienen por motivos no totalmente conscientes, dirigidos a una ganancia real o simbólica que deriva de tales síntomas”.

De acuerdo con el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, establecido por la Asociación Americana de Psiquiatría, la histeria se divide en dos partes: trastornos somatoformes, en donde se presentan síntomas físicos, y trastornos disociativos cuando los síntomas son mentales. A continuación una lista de algunas perturbaciones que causa la histeria, si no presentas ninguna de las siguientes, nadie puede catalogarte como una mujer histérica.

Trastornos somatoformes

•    Hipocondría: el paciente cree que padece una enfermedad grave al interpretar erróneamente síntomas físicos inocuos.
•    Trastorno dismórfico corporal: la persona se queja de un defecto corporal imaginario
•    Trastorno por dolor: el paciente se queja de un dolor intenso que no puede ser explicado fisiológicamente.
•    Trastorno por conversión: síntomas motores o perceptivos como incapacidad para andar o para hacer uso normal de los sentidos que no pueden ser explicados por una lesión neurológica o por otra enfermedad médica.

Trastornos disociativos

•    Trastorno de identidad: antes llamado ‘personalidad múltiple’, en el que el paciente muestra más de una identidad y no recuerda a las otras.
•    Amnesia disociativa: se presentan lagunas de memoria, comúnmente relacionadas con acontecimientos traumáticos.
•    Despersonalización: sensación de irrealidad, el paciente se distancia de sí mismo y sus procesos mentales, como si se tratara de un observador de sí mismo, aunque en ningún momento pierde conciencia de la realidad.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.