COMENTARIOS

Uno de los grandes gustav klim

Hoy es noticia Gustav Klimt ya que una de sus obras va a ser devuelta a uno de sus dueño, un afectado por el holocausto nazi.

 
Gustav Klimt nació el 14 de julio de 1892 y murió el 6 de febrero de 1918. Este pintor austriaco hizo parte del movimiento Art Nouveau de Viena, uno de los círculos de artistas más significativos de finales del siglo XIX y principios del siglo pasado no solo por su obra sino por su adherencia conceptual que se caracterizaba por trabajos estructurados, en donde era claro el orden, el equilibrio y la geometrización.
Klimt estimuló la modernización del arte austriaco a las tendencias europeas que surgían; en él convergen la influencia del Jugendstil alemán de Munich, el Modern Style escocés de Mackintosh, la herencia del simbolismo alemán y la enseñanza de impresionistas y pos impresionistas franceses.

A los 14 años Klimt entró a la Escuela de Artes Aplicadas donde aprendió las técnicas de las artes decorativas. De allí sale en 1883 con una formación sólida, técnica y teórica. Después de esto constituye con su hermano Ernst y su compañero Franz Matsch la “Compañía de artistas” de donde se desprende su su primer trabajo fue en esta rama de las artes decorando el Teatro Municipal de Fiume en Yugoslavia.

Al poco tiempo Klimt empezó a dirigirse hacia la pintura. Para ello acudía a mujeres que pertenecían a la burguesía vienesa pero también a mujeres humildes, muchas veces prostitutas, para que le sirvieran de musas. Todo esto hizo que sus cuadros estuvieran dirigidos a la sexualidad femenina no en términos pornográficos sino de ciclos vitales. De esta manera la gestación, la infancia, la juventud, la maternidad, la vejez se convierten en narrativa de sus cuadros.

Esto hizo que después de su muerte, a causa de un derrame cerebral, sus obras fueran perseguidas por la dictadura nazi. En este momento cualquier obra que fue encontrada fue confiscada; de allí surge esta noticia que tras casi 50 años después sigue vigente. Uno de sus cuadros, que estaba en manos de una mujer que fue sacrificada en el holocausto, tendrá que ser devuelto a su familia.

Dato...
Una de las pinturas de Gustav Klimt es una de las más costosas de la historia del arte. Su retrato de Adele Bloch – Bauer se vendió en 135 millones de dólares al magnate de los cosméticos Ronal Lauder, dueño de la casa Luder.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.