COMENTARIOS

Vacaciones con niños a bordo

Vacaciones con niños a bordo Las vacaciones familiares son para algunas mamás sinónimo de estrés.

¿Cada vez que piensas en paseo familiar te vienen a la cabeza recuerdos de peleas, pequeños accidentes y llanto incesante?

Las vacaciones familiares son para algunas mamás sinónimo de estrés. Esta es la razón por la que esos supuestos días de descanso se convierten en una agitada rutina que sólo logra que retornes exhausta a tu trabajo.

Para evitar que esto te ocurra una vez más, debes planear bien las actividades que harán tus hijos y las expectativas de todos sobre el anhelado paseo. Recuerda que tu puedes querer leer, dormir, caminar o simplemente estar sola, pero tus hijos buscan precisamente todo lo contrario. Los pequeños quieren que juegues más tiempo con ellos, que te involucres en sus “aventuras” y que compartas con tranquilidad y sin afán esos espacios en lo que normalmente no estás presente debido a tus ocupaciones.

La clave es planear y equilibrar
Lo primero que debes tener en cuenta es el lugar al que irás con tu familia pues si bien hay hoteles que te pueden parecer sencillamente espectaculares, éstos pueden no estar diseñados para niños y en consecuencia ellos se aburrirán.

Una buena opción son los hospedajes que ofrecen actividades y rutinas diarias para niños –deportes dirigidos en la playa o en la piscina, juegos de mesa en horarios nocturnos que te dan tiempo de comer tranquila mientras ellos se distraen y conocen nuevos amigos, caminatas ecológicas, concursos de baile, fogatas, cuenteros, en fin…- y alimentación tipo buffet que te ayuda a variar sus menús pero también a controlar la comida chatarra.

Si te decides por un recorrido turístico en el que realizarás muchas paradas, recuerda que los niños se cansan con facilidad y no necesariamente encuentran interesantes las cosas que un adulto sí. Por eso, si vas a visitar lugares históricos, iglesias, reservas naturales, etc. es importante que dentro de tu programación diaria destines un espacio para la diversión de ellos exclusivamente.

En cuanto a los bebés, piensa primero en la comodidad. Ellos se adaptan con facilidad pero también requieren cuidados y tiempo por eso busca lugares frescos en los que no los desespere el calor y en donde tengan espacios tranquilos sin ruidos que los puedan asustar.

Consejos para entretener
* Lleva algunos de sus juguetes favoritos pero que no sean delicados por si se dañan o pierden.
*Un libro para colorear, un cuento o un juego de mesa pequeño puede ayudarte a entretenerlos durante el viaje en una tarde de intenso calor.
* Un CD Karaoke es una divertida opción para compartir en familia durante un viaje en carro en la habitación del hotel.
*Establece rutinas de sueño que si bien deben ser más flexibles que las que acostumbran tener en horario escolar, también deben ser cumplidas para que tengas espacio para ti y tu pareja.

Consejos de seguridad
Ingresa a la piscina de niños e infórmate sobre la profundidad para evitar accidentes.
Si estás en el mar, entonces averigua si allí se presentan corrientes, si hay salvavidas permanentemente y toma las medidas necesarias como ponerle a tu hijo zapatos para el mar y un flotador adecuado para su edad. Recuerda que en el agua toda precaución es poca.

No olvides proteger a los niños del sol pues buena parte de ellos luego de un caluroso día presenta síntomas de insolación como fiebre, falta de apetito, insomnio y náuseas.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.