COMENTARIOS

Se vende, se compra, se regala autoestima

fucsia.co

1 / 10
2 / 10
Existen miles de libros, audios y programas que ofrecen mejorar la autoestima. Pero a la menor prueba en nuestra cotidianidad, volvemos a sentirnos como antes de que los usáramos. ¿Por qué? El doctor en psicología Guy Winch asegura que estos métodos no funcionan. Van a la memoria intentando hacernos sentir mejor que en el pasado, pero no lo consiguen. Foto: Ingimages
3 / 10
Borrar sentimientos que nos han acompañado toda la vida, como aprensión, dudas, falta de confianza no se van escuchando una grabación durante cinco semanas que te hacen repetir frases de amor propio. Es solo un ejercicio para la memoria. Foto: Ingimages
4 / 10
Pero, ¿de dónde surge la baja autoestima? Suele venir de momentos o personas a lo largo de nuestra vida. La sicóloga Suzanne Lachmann asegura que, por ejemplo, puede estar en la constante desaprobación de figuras de autoridad, padres o cuidadores desinteresados, figuras de autoridad en conflicto, situaciones de bullying, cambios en la infancia que no tuvieron el soporte necesario, como la separación de los padres o una mudanza. Algún tipo de trauma por abuso; así como los sistemas de creencias religiosos y sociales. Foto: Ingimages
5 / 10
Las claves, según el dr. Winch empieza por hacer cambios, no repetir frases. El primer consejo es dejar de autocriticarse y autocastigarse. Despedirse de las palabras de desaprobación. Foto: Ingimages
6 / 10
El siguiente consejo es buscar nuestras cualidades y trabajar para fortalecerlas. Los programas de autoestima no funcionan si no se individualizan, según nuestro caso. Foto: Ingimages
7 / 10
Dice el experto, por ejemplo, que una persona puede necesitar fortalecer su independencia y otra, su creatividad. Foto: Ingimages
8 / 10
Un estudio realizado por las investigadoras Juliana Breines and Serena Chen de la Universidad de Berkeley asegura que la palabra clave sería ‘autocompasión’. Lo que significa mirar los errores con más amabilidad y entendimiento. Según el estudio, de ser así, la persona tiene una actitud más positiva y se disminuyen los riegos de depresión. Foto: Ingimages
9 / 10
Ser más benevolente consigo mismo también permite darse segundas oportunidades y tomar el nuevo reto con tranquilidad. Foto: Ingimages
10 / 10
Como casi todo en la vida, mejorar la autoestima requiere disciplina y esfuerzo. Foto: Ingimages
Existen miles de libros, audios y programas que ofrecen mejorar la autoestima. Pero a la menor prueba en nuestra cotidianidad, volvemos a sentirnos como antes de que los usáramos. ¿Por qué? El doctor en psicología Guy Winch asegura que estos métodos no funcionan. Van a la memoria intentando hacernos sentir mejor que en el pasado, pero no lo consiguen. Foto: Ingimages
Borrar sentimientos que nos han acompañado toda la vida, como aprensión, dudas, falta de confianza no se van escuchando una grabación durante cinco semanas que te hacen repetir frases de amor propio. Es solo un ejercicio para la memoria. Foto: Ingimages
Pero, ¿de dónde surge la baja autoestima? Suele venir de momentos o personas a lo largo de nuestra vida. La sicóloga Suzanne Lachmann asegura que, por ejemplo, puede estar en la constante desaprobación de figuras de autoridad, padres o cuidadores desinteresados, figuras de autoridad en conflicto, situaciones de bullying, cambios en la infancia que no tuvieron el soporte necesario, como la separación de los padres o una mudanza. Algún tipo de trauma por abuso; así como los sistemas de creencias religiosos y sociales. Foto: Ingimages
Las claves, según el dr. Winch empieza por hacer cambios, no repetir frases. El primer consejo es dejar de autocriticarse y autocastigarse. Despedirse de las palabras de desaprobación. Foto: Ingimages
El siguiente consejo es buscar nuestras cualidades y trabajar para fortalecerlas. Los programas de autoestima no funcionan si no se individualizan, según nuestro caso. Foto: Ingimages
Dice el experto, por ejemplo, que una persona puede necesitar fortalecer su independencia y otra, su creatividad. Foto: Ingimages
Un estudio realizado por las investigadoras Juliana Breines and Serena Chen de la Universidad de Berkeley asegura que la palabra clave sería ‘autocompasión’. Lo que significa mirar los errores con más amabilidad y entendimiento. Según el estudio, de ser así, la persona tiene una actitud más positiva y se disminuyen los riegos de depresión. Foto: Ingimages
Ser más benevolente consigo mismo también permite darse segundas oportunidades y tomar el nuevo reto con tranquilidad.  Foto: Ingimages
Como casi todo en la vida, mejorar la autoestima requiere disciplina y esfuerzo. Foto: Ingimages

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.