COMENTARIOS

Las 10 normas de la dieta infantil

Fucsia.co

Las 10 normas de la dieta infantil Foto:Ingimages

El afán de la vida cotidiana hace que nos quede más fácil preparar loncheras con alimentos procesados y empacados, lo que estimula el retraso en el desarrollo o la obesidad en los niños y adolescentes.

Enseñarles a comer a los niños ayudará a que los adultos sean saludables, pues todo lo que incluimos en nuestra dieta influye no solo en nuestro peso, sino en las enfermedades que pueden presentarse y hasta en el estado de ánimo.

(Ve el video: 'La mesa familiar, donde los niños aprenden a alimentarse)


Estos son 10 datos que nos dan una radiografía de cómo está alimentada la infancia de nuestro país, según la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia 2010:

1. El 13.2% de los niños tienen retraso en el crecimiento: esta población hace parte de hogares con madres de menor grado de educación y residentes en áreas rurales.
2. El 8% presenta desnutrición crónica: en el mundo la cifra promedio es de 3%.
3. La prevalencia de obesidad o sobrepeso en adolescentes ha aumentado casi 26% en los últimos 5 años.
4. 1 de cada 6 niños o adolescentes está por encima de su peso. Es más visible en familias con mayores niveles de educación.
5.  Uno de cada dos colombianos tiene exceso de peso, especialmente las mujeres.
6.  El 34.6% de las gestantes tiene sobrepeso.
7. Comparado con toda la población infantil de Latinoamérica, Colombia tiene el menor índice de desnutrición global.
8.  El 95% de las mamás lacta a sus bebés.
9.  El promedio de tiempo que los niños reciben leche materna es de 15 meses. Las mujeres en zonas rurales son las que más amamantan a sus hijos.
10. Los alimentos en la dieta complementaria más frecuentes son  cereales y líquidos, así como carnes, pero no es común el consumo de frutas y verduras.


Para la nutricionista mexicana Patricia Rodríguez Calderón, es en la mesa, junto a sus padres, con el ejemplo y la constancia, que los niños aprenderán a tener una dieta equilibrada y a inculcar los hábitos de comer verduras y frutas. Estos son sus consejos:

1. Si en casa evitamos galletas y cereales azucarados, que nos den exceso de grasas y azúcares, y tenemos en la alacena frutas, el niño no puede salir al súper a comprar, entonces consume lo que tiene a la mano.

2. Se ha comprobado que un cerebro bien nutrido rinde más en sus actividades diarias, porque los alimentos sanos y frescos son fuente de energía. Además, el organismo no sufre de estreñimiento u hongos.

3.
La anemia es uno de los problemas frecuentes en la infancia colombiana. Se puede detectar cuando los niños se ven cansados y con conjuntivas amarillas. Aunque es cierto que también hay niños inquietos con esta molestia. Para solucionarlo, el mejor hierro está en las carnes, pero no es efectivo si no se consumen alimentos para que se absorba como el ácido fólico y la vitamina C. Los niños con anemia tienen que tener 5 comidas diarias: antes de ir al colegio, en el colegio, almuerzo, onces y cena.

4.
La leche de vaca a temprana edad puede ser un motivo de anemia, pues las proteínas son de difícil digestión para el sistema de los niños, y ocasiona microsangrado intestina. Lo recomendable es que cuando se retire la leche materna, se le den fórmulas especiales de acuerdo con su edad, hasta los 4 o 5 años.

5.
Los niños con sobrepeso pueden comer todas las frutas, porque es un mito que se le atribuye a la naranja, uva o plátano. Aunque sí tienen mayor cantidad de azúcares, la clave está en que la porción debe ser menor. Una pera grande tiene 60 calorías, al igual que medio plátano pequeño.

6.
Mínimo debe dárseles a los niños tres porciones diarias: dos frutas dulces y una cítrica.

7.
Los niños deben ir reconociendo los sabores paulatinamente; si al principio no les gusta el sabor, hay que ofrecérselas más adelante. Además, prepararlas en distintas presentaciones como compotas, jugos o en postres.

8.
Darles multivitamínicos jamás va a reemplazar los nutrientes de los alimentos frescos y saludables.

9.
Se recomienda hacer jugos en procesadores de alimentos, pues queda mayor concentración de la fruta, aunque agregarles agua no afecta los nutrientes. Lo que sí los altera es la adición de azúcar. Lo mejor es no endulzarlos con nada o utilizar miel o estevia.

10.
Existen frutas que ofrecen importantes beneficios para niños y adultos como:

*
Peras: de muy fácil digestión, versátil para que los niños la acepten. Contiene minerales para el crecimiento. Tiene potasio, indispensable, pues ayuda a disminuir los calambres que se presentan durante el crecimiento. También contiene magnesio, que disminuye el nivel de estrés que muchos niños pueden presentar. Tiene magnesio que ayuda al sistema nervioso y al sistema digestivo. La pectina ayuda contra el estreñimiento y la diarrea. Para la segunda hay que hervirla un poco y para la primera, comerla natural con cáscara. Es desintoxicante, antioxidante. Evita el envejecimiento de las células.

*
Las manzanas: ayuda a combatir el estreñimiento, a regular los niveles de los líquidos sanguíneos y al buen funcionamiento del sistema biliar.

*
Uvas: tienen resveratrol que ayuda a evitar la formación de hongos; es común en ellos porque los pies no se los secan bien, o aparecen en los pañales por la humedad. Las uvas son ricas en azúcares naturales que se procesan muy fácil y no predisponen a obesidad ni diabetes. Las vitaminas del complejo B que  posee esta fruta ayudan a metabolizar el azúcar. La porción recomendada diaria es de 18 uvas, que son 60 calorías.

*
Los padres pueden dar alternativas como uvas de diferentes tamaños, colores y sabores, mezclarlas en ensaladas con trozos de uvas, persas, manzanas y espinacas que le dan un tiente divertido al plato.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.