COMENTARIOS

Diferentes tipos de polvos, diferentes usos.

Revista Fucsia.com

Diferentes tipos de polvos, diferentes usos. Diferentes tipos de polvos, diferentes usos.

En el mercado existen varias posibilidades para tener la cara con una apariencia natural y saludable.

 
Por: Revista Fucsia.com

Cada piel, por su contextura, necesita de productos especiales para su cuidado, así como elementos que hagan que sus cualidades se resalten y que las imperfecciones se escondan. Esto es posible gracias a la magia del maquillaje en donde los polvos tienen un papel clave. Estos son, quizás, uno de los productos más usados por las mujeres ya que de forma sencilla pueden ayudar a resolver estos pequeños errores.

Existen 4 clases de polvos compactos:
- Polvos bronceadores
- Polvos compactos
- Polvos sueltos
- Polvos tornasolados

¿Para qué sirve cada uno y cómo se debe poner?

1. Polvos bronceadores:
Los polvos bronceadores le dan una apariencia saludable a la piel ya que le brindan el efecto bronceado sin necesidad de exponer la piel al sol. Esto de entrada tiene beneficios ya que, sin necesidad de exponer la piel a los rayos solares, se obtiene un color canela. Este tipo de polvos solo ayudan a neutralizar el color rojo que aparece en la piel.

¿Cómo aplicarlo?
Primero hay que conseguir una brocha grande y suave. Después se debe aplicar uniformemente sobre la piel. Y para finalizar, es importante poner un poco en el centro de la frente, en el punte de la nariz, en la parte superior de los pómulos y en el mentón. Con esto lograrás tener más brillo.


2. Polvos compactos:
Estos polvos son los más indicados para llevar dentro de la cartera. Precisamente por ser compactos. Estos se ponen desde la raíz del pelo hasta más abajo del mentón, tomando el contorno del cuello. Este tipo de polvos le dan a la piel un terminado mate algo pesado. Estos polvos son ideales para tapar imperfecciones de la piel como acné o zonas grasosas.

¿Cómo aplicarlo?
Lo primero que se debe tener en cuenta es que la esponja tiene que estar limpia cada vez que te lo vayas a aplicar. Para lo lógralo hay que lavarla con un jabón antibacterial todas las noches. Y antes de ponértelo por la mañana, lo mejor es ponerte un poco de crema humectante. Esto hará que la piel no se vea cuarteada.


3. Polvos sueltos
Estos polvos son llamados también traslúcidos. Su función principal es hacer que la piel se vea luminosa.

¿Cómo aplicarlo?
Deben aplicarse con una brocha gruesa que antes de ser puesta sobre la piel tiene que sacudirse para evitar los excesos. Movimientos circulares lentos harán que la forma en que quede el producto en la cara sea natural. Empieza cerrando los ojos para pasar la brocha sobre ellos, después pásala sobre la nariz y para terminar en el centro de la frente.

4. Polvos tornasolados:
Estos polvos contienen reflejos de luz ya que tiene ingredientes como extractos de perlas que le dan a la piel mucho brillo.

¿Cómo aplicarlos?
Usa una brocha larga y pásala por la frente, el mentón, las mejillas y la línea inferior de la cara. Para mejores resultados pon polvo en los hombros y el pecho. 








 
 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.