COMENTARIOS

Gestos que seducen Gestos que seducen

Entrar en el juego de la seducción es un arte, y tener las armas para leer al otro o para saber en qué nos delatamos es fundamental.

 
Por: Revista Fucsia.com

Este intercambio de señales no es evidente pero siempre está presente. Te contamos algunos tips para que sepas qué significan los gestos que pueden delatarte o dejar en evidencia al otro.

Gestos corporales delatores

La mujer usa técnicas como resaltar sus labios con muecas sensuales, arquear la espalda o inclinarse hacia adelante dejando sus senos apresados entre los brazos, de esta manera ella busca acentuar sus atributos. El hombre, por su parte, se pone erguido para mostrar su estatura frente a la mujer o expande el pecho. Esencialmente los dos buscan resaltar sus diferencias sexuales.

Gestos delatores de disponibilidad

En la mayoría de los mamíferos es el macho quien se encarga de realizar la propaganda sexual mostrando a la hembra su fortaleza. En los seres humanos es diferente, porque es la mujer la que se acicala el pelo, la que se maquilla y la que se perfuma en la mayoría de los casos.

Gestos delatores de aproximación

A los hombres les gusta pensar que son ellos los que dan el primer paso. Pero el acto de seducir es una cuestión femenina usualmente. La mujer es quien invariablemente produce el gesto delator de aproximación, que aunque no es explícito, si es notorio para saber si el hombre se puede acercar. Cuando un hombre avanza hacia la mujer lo hace por su orden y por su gesto de acercamiento.

Mirada fija: Una mujer que se siente atraída por un hombre le lanza miradas prolongadas. Si la mirada se mantiene más de dos o tres segundos, la mujer le está indicando que está preparada para avanzar.

Mirada con parpadeo: Cuando las pestañas se mueven, la mujer le muestra al hombre que él es la persona que ella mira y que le interesa. Esta mirada abre las puertas para empezar una conversación.

Tocarse el pelo: Cuando la mujer ha logrado atraer la atención del hombre a través de la mirada, se toca el pelo para indicar accesibilidad.

Resaltar los labios: Una mueca sensual con la boca o deslizando la lengua por los labios es un indicador característico de la mujer para avanzar.

Sonrisa: Tímida, breve y confinada. Esta la manera de invitar a un desconocido a seguir.
Gestos delatores en las posturas

Si la mujer se cruza de brazos y se entrecruza de piernas, es poco probable que quiera iniciar una aventura amorosa. Si un hombre se sienta con las piernas separadas e inclina el cuerpo hacia la mujer demuestra que la encuentra atractiva y que trata de impresionarla.

Las posturas abiertas son positivas y receptivas, mientras que las cerradas están asociadas a actitudes negativas y reservadas.

Gestos delatores espaciales

Cuando hay una relación constituida, el espacio entre uno y otro –físicamente hablando- es más cercano, lo que indica que la pareja está unida emocional y sexualmente. Cuando una relación inicia, la inclinación de los cuerpos hacia adelante, para acortar espacios, deja al descubierto el interés hacia el otro.

Gestos delatores con los ojos

Ojos bien abiertos: Para parecer irresistible mucha gente abre los ojos como naranjas.

Cabeza gacha: Cuando una mujer agacha la cabeza automáticamente parece más pequeña y por lo tanto expresa mayor necesidad de protección.

Pupilas dilatadas: Usualmente no hay conciencia de la dilatación de las pupilas. Esto pasa cuando hay un estado de excitación. La dilatación genera atracción.

Ojos encofrados: Es cuando se hunden los párpados superiores y se arquean levemente las cejas. Es un factor recurrente para aquella persona que desea parecer sumisa.

Gestos delatores en el tacto

Tocarse uno mismo: Sucede cuando la atmósfera está cargada de sensualidad. Es una manera para dirigir la atención del otro hacia una parte específica del cuerpo en búsqueda de sacar a relucir que sentiría el otro si lo tocara. Ejemplo el cabello entre los dedos.

Tocar a otra persona: Es usualmente un paso que realiza primero el hombre y es cuando la mujer le da luz verde al hombre. En las relaciones amorosas las mujeres suelen recibir mas caricias que los hombres, en parte porque está demostrado que las mujeres son mas sensibles al tacto.

Tocar objetos: Este es un punto revelador por la forma en que se tocan y manipulan los objetos. Por ejemplo, si la mujer toma la copa de vino y mueve sus dedos hacia arriba y hacia abajo es un gesto claro para el hombre con el que esta cenando.

Tomado de “El lenguaje sin palabras” de Peter Collett. Distribuidos por Robin Book del Círculo de Lectores.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.