COMENTARIOS

Mascarillas faciales a base de avena hechas en casa

Mascarillas faciales a base de avena hechas en casa mujer con mascarilla en el rostro, foto: Thinkstock

En la comodidad de tu hogar, aprende a preparar unas fáciles mascarillas faciales a base de avena. Le devolverán la belleza a tu rostro.

Por RevistaFucsia.com

El rostro es una parte crítica de comunicación, cuando estamos felices, tristes, sorprendidos, o tristes, se ve en nuestra cara. Puesto que es lo primero que la gente ve en nosotros, lo más inteligente para hacer es cuidarla para que luzca radiante y sana . Un rostro limpio y saludable aumentará la confianza en ti misma y tu autoestima. La piel está expuesta constantemente a factores como el sol, el aire, la lluvia, el viento, etc., y por esta razón puede empezar a mostrar los signos de la edad primero que otras partes del cuerpo. Un buen cuidado de la piel puede hacernos ver mucho más jóvenes.

Pasos para lograr un buen facial
1. Lava tu cara con jabón sin alcohol o la crema desmaquilladora que normalmente usas.
2. Usa una loción astringente para remover las células muertas, jabón o residuos de crema limpiadora.
3. Cubre tu rostro con una mascarilla, evitando la zona de los ojos. Ahora relájate. Escoge una mascarilla con los ingredientes que sean mejor para tu tipo de piel. Deja la mascarilla por 15 – 20 minutos. Trata de no hablar o mover tu cara.
4. Lava tu rostro con agua tibia hasta retirar completamente cualquier residuo de mascarilla.
5. Vaporiza: En una taza grande con agua caliente, utiliza hierbas para mejores beneficios ( manzanilla para piel normal, menta para piel grasa, romero para piel seca) Cubre el rostro con una toalla para mayor vapor y se abran los poros.
6. Lava el rostro comenzando con agua tibia y poco a poco cambiala hasta llegar a agua fría para cerrar los poros.
7. Usa crema humectante (especial para tu tipo de piel) Hazte un pequeño masaje por dos minutos.
8. ¡Sonrie! Tu piel está limpia, radiante y te ves espectacular !


MASCARILLA DE AVENA
La avena nutre y reconforta la piel. Es rica en proteína, potasio, hierro y magnesio. Es el ingrediente perfecto para pieles sensibles. La encontrarás para los tres tipos (grasosa, seca y normal)

PARA PIEL GRASOSA
½ taza de avena (previamente cocinada)
1 huevo blanco
1 cucharadita de jugo de limón
½ taza de puré de manzana

PARA PIEL SECA
½ taza de avena (previamente cocinada)
1 yema de huevo
½ banano en puré
1 cucharada de miel

PARA PIEL NORMAL
½ taza de avena (previamente cocinada)
1 huevo entero
1 cucharada de aceite de almendras

PREPARACIÓN
Mezcla todos los ingredientes hasta conseguir una pasta suave. Aplícala en el rostro y déjala por 15-20 minutos. Retirarla con abundante agua tibia hasta convertirla en fría.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.