COMENTARIOS

Molestia que no se puede ocultar

Molestia que no se puede ocultar El sudor es básicamente agua con sales y ácidos en bajas proporciones

Si transpiras más de lo común y esto se está convirtiendo en un problema cotidiano, entonces necesitas identificar a quése debe ese exceso de sudor.

Manejar, hablar en una reunión o simplemente llevar a cabo las labores en un día caluroso son actividades que representan una verdadera pesadilla para las mujeres que sudan demasiado. Por lo general, el exceso se produce en las manos, la cara, las axilas y los pies dado que estas son las zonas del cuerpo en las que hay mayor cantidad de glándulas sudoríparas.

Si bien la causa de este trastorno-conocido por los médicos como hiperhidrosis- no está completamente definida, se cree que tiene origen en el exceso de actividad del sistema nervioso simpático, lo que hace que el cuerpo produzca más sudor del que necesita para regular su temperatura corporal. No obstante, esta no es la única explicación que se ha encontrado pues los factores hereditarios, las enfermedades de la tiroides, la menopausia, algunas infecciones, el sobrepeso y los tumores, también pueden ser causas de la hiperhidrosis.

Lo importante entonces es, con la ayuda del médico, determinar qué origina la sudoración excesiva para tratarla correctamente no sólo porque afecta la calidad de vida de quien la padece, sino también porque puede llegar a convertirse en un problema de salud dado que se producen llagas en la piel por el exceso de humedad. Esto quiere decir que sólo el especialista estudiando tu caso puede determinar cuál es el tratamiento adecuado para ti –botox, cirugía, medicamentos, etc.-.

Kit básico
El sudor es básicamente agua con sales y ácidos en bajas proporciones (5% aproximadamente). Aunque es inoloro, al entrar en contacto con las bacterias naturales de la piel produce olores que pueden llegar a ser muy molestos. Estos consejos te pueden ayudar a sobrellevar mejor este problema:

Ducha a diario. Para regular la temperatura corporal y sentirte más fresca, un buen baño diario definitivamente sirve. Tomarlo además en la noche es una excelente opción.

Desodorante antitranspirante: Este producto se aplica sobre la axila lo que hace que bloquee temporalmente el paso del sudor hacia la superficie. Como la piel se conserva menos húmeda, el olor producido por las bacterias también disminuye. Sumado a esto el desodorante lo disimula. Si los productos comerciales no son efectivos para ti, entonces busca en tiendas o laboratorios especializados uno que se ajuste a tus necesidades y sigue atentamente las instrucciones de aplicación pues hay unos que deben ser usados en la noche.

Telas adecuadas. Las fibras naturales y el algodón son ideales si sufres de sudoración excesiva porque permiten el paso del aire. Procura que tu ropa interior y las medias sean de un material que te permita mantenerte fresca. Recuerda que de nada te sirve estar a la moda pero con la ropa húmeda o manchada.
Cartera equipada. Carga siempre contigo un kit con: pañitos húmedos para eliminar el sudor tantas veces como sea necesario, un desodorante antitranspirante, talcos para pies y un par de medias. Si tu caso es extremo, no dudes en llevar una camisa o camiseta de cambio para evitar el mal olor.

Aliméntate bien.En algunas personas el exceso de condimentos o picante en las comidas favorece la aparición de sudor. Procura además tomar mucha agua fría y no ingerir los alimentos tan calientes.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.