COMENTARIOS

Que no te tiemble la pancita

Que no te tiemble la pancita Cuerpo de una mujer, foto: Thinkstock

Nada peor que tener celulitis en el abdomen. Recomendaciones y rutinas de belleza para que esta pesadilla de todas las mujeres no te afecte.

Por RevistaFucsia.com

La pérdida de elasticidad, las estrías, la flacidez y la celulitis en el abdomen aparecen como consecuencia de embarazos, cambios drásticos de peso, obesidad, mala alimentación, estreñimiento y ciclos menstruales, entre otros factores. Por lo mismo, la zona del vientre es tal vez una de las partes del cuerpo que más delata la edad de una mujer.

Para que esto no te ocurra y puedas lucir tranquilamente un vestido de baño durante esta temporada de vacaciones que se avecina, te tenemos algunos consejos. Lleva a cabo esta rutina de belleza con regularidad y pronto comenzarás a notar los resultados.
En sólo tres pasos

1. Lo primero que debes hacer es regular tu intestino asegurándote de que tu colon funcione correctamente todos los días, pues de lo contrario las toxinas se acumularán formando esa desagradable textura flácida y ahuecada. Para lograrlo, incluye en tu dieta mucha fibra que te permita evacuar tu intestino diariamente y, aunque te parezca extraño, limpia la zona del vientre con un tónico o una leche purificante.
2. Como segundo paso, cada mañana durante el baño usa un exfoliante corporal. La forma correcta de aplicarlo es haciendo movimientos circulares desde el centro del abdomen hasta los costados incluyendo la cadera. Lo ideal es que utilices un guante de crin o un estropajo para que de paso favorezcas la circulación y el drenaje linfático. Retira el producto con abundante agua fría.
3. Por último, consigue una crema o loción anticelulitis preferiblemente caliente, y aplícala en todo el contorno del abdomen hasta que penetre en su totalidad. La recomendación es extender el producto usando las yemas de los dedos o los nudillos haciendo movimientos circulares con la muñeca. Si te duelen las manos cada vez que realizas la aplicación, entonces puedes optar por comprar aquellas cremas que traen aplicador de rodillos incorporado en el envase.

Trucos adicionales
Toma mucha agua durante el día para que tu cuerpo logre drenar líquido y para evitar la retención.
En lo posible, una vez por semana, aplica un gel o líquido anticelulitis caliente y envuelve una venda por todo el contorno de tu abdomen partiendo debajo del busto y llegando a la cadera. Después de 25 minutos retira la venda. Posteriormente, sumerge otra venda en hielo o agua helada y haz el mismo procedimiento por 25 minutos más.
Mientras caminas o estás sentada trabajando, mantén el abdomen contraído como si estuvieras haciendo ejercicios abdominales.
Si tienes la posibilidad de acudir a un centro de estética especializado, opta por tratamientos como la carboxiterapia, los masajes para drenar, las luces infrarrojas o las mascarillas térmicas. Con seguridad verás los resultados en corto tiempo.

Recuerda que además de poner en práctica los pasos de esta rutina, es necesario que controles tu alimentación pues de lo contrario será muy difícil que obtengas un cambio favorable aunque sigas milímetro a milímetro estas recomendaciones. Anímate a incorporar cambios graduales en tu forma de comer y verás que sí vale la pena alternar las dos opciones para lucir un abdomen libre de celulitis.








También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.