COMENTARIOS

Relaciones: el mito de la media naranja

Relaciones: el mito de la media naranja Amor.

¿Todavía crees que es posible encontrar a tu príncipe azul? Este artículo te explica por qué el amor no es como en los cuentos de hadas.

Luisa Torres Tobar Psicóloga- Sexóloga
terapia@luisatorrestobar.com

Concpeto de la media naranja

La expresión “media naranja” es  comúnmente utilizada para referirse  a ese amor ideal en el que dos seres se encuentran, se enamoran a primera vista y viven felices por el resto de sus vidas.

La idea básica de éste mito, es que cada una de las personas  que conforma la pareja es la mitad exacta de una unidad que se completa  cuando encaja con la otra.  Existe entonces un impulso que  lleva a cada persona a buscar su  complemento: su “media naranja”, su “príncipe azul” o su “princesa rosada”.

Hay quienes piensan que cada individuo es incompleto, por lo tanto debe buscar otro individuo igual a él  para unirse y formar una familia.  Este concepto es erróneo, pues la idea de que cada persona sea solo la mitad de una unidad, presupone no solamente que nuestra individualidad es obsoleta, sino que debemos ser idénticos a nuestra “otra” mitad para que todo funcione.

Existe la creencia de que amar es coincidir en todos estos aspectos sin tener en cuenta la oportunidad de comunicación, la negociación, el respeto, la tolerancia, etc.

Si  dicha creencia fuera cierta,  tendríamos que tener los mismos gustos, compartir las mismas aficiones, desear lo mismo y pensar de igual forma.  Suponiendo que así fuera, el sexo entonces  siempre tendría que ser estupendo y la actividad sexual incesante,  ya que  hasta en lo sexual  nos deberían gustar las mismas cosas.

Los seres humanos somos  individuales y diferentes unos de otros. No hay dos personas iguales, pues somos el resultado de nuestra historia, de nuestra genética y de nuestras experiencias cambiantes desde nuestra infancia hasta el presente. En consecuencia, amar consiste en la atracción por las afinidades y en la tolerancia y el respeto por las diferencias. 

Aspectos de las parejas

Encontramos tres aspectos de la pareja en su forma de negociar objetivos a partir de ésta explicación
 
Una pareja es la unión de dos personas que se elijen libremente y  tienen objetivos comunes con los que se sienten bien.  En su relación comparten gustos,  tienen intereses similares  y  se identifican con ciertas cosas como la inclinación por determinadas películas, el tipo de  música y algunas  actividades o aficiones entre otras cosas. Cuando uno de los dos no está de acuerdo con alguna decisión, el otro debe seducirlo para que cambie de opinión. Por ejemplo,  si uno quiere ver una película en casa  y el otro quiere ir a cine, alguno de los dos debe persuadir al otro para que cambie de parecer.
  
Por otro lado,  están los objetivos transables que son por lo general  situaciones en las que la pareja difiere. Pueden ser  actividades que alguno de los dos nunca haya realizado  o intereses que no son comunes, como  ver  partidos de  fútbol todos los domingos  o  visitar  a la suegra con demasiada frecuencia.  En el caso de tener  desacuerdo con estos objetivos, la pareja debe dialogar, negociar y equilibrar  para que ambos queden satisfechos con la decisión. Una alternativa de negociación en este caso,  podrían ser que un domingo vean fútbol, el siguiente visiten a la suegra  o simplemente que cada uno haga planes diferentes los domingos. 

Por último, existen actividades, situaciones  y objetivos que son intransables. Esto quiere decir que son innegociables porque ninguno de los dos está dispuesto a ceder o a renunciar a sus convicciones. Por ejemplo, uno puede tener afición por los deportes extremos porque hacen parte de él,  le generan bienestar y lo hacen sentir vivo,  pero a su pareja no le agrada realizar este tipo de actividades.

En conclusión, podríamos remplazar el mito de “la media naranja” por la frase célebre  “dos naranjas completas sostenidas por la misma rama”, en donde la rama representa la comunicación, el respeto, la confianza y la tolerancia que le dan armonía a sus frutos.


 



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.