COMENTARIOS

Sexo poco placentero

Sexo poco placentero Sexo poco placentero

¿Sabes por qué algunas mujeres sienten dolor al momento de la penetración? En RevistaFucsia.com te damos la respuesta.

Los especialistas aseguran que una de cada cinco mujeres siente dolor persistente en los genitales antes, durante o después del acto sexual. Esta patología, conocida como dispareunia, encuentra explicación en varias razones:

 

1. Irritación vaginal: en ocasiones los tampones, las duchas vaginales, los jabones perfumados y los productos de limpieza con los que se lava la ropa interior pueden causar esta irritación que, en consecuencia, dificulta la penetración y produce dolor.

2. Poca lubricación: si bien el juego previo a la relación, la estimulación y la excitación son fundamentales para lubricar, puede ocurrir que no sean suficientes, especialmente cuando los cambios hormonales propios de la menopausia están comenzando a manifestarse.

3. Alergias: el uso de algunos anticonceptivos, espermicidas, elementos de látex o juguetes sexuales desencadena reacciones alérgicas en ciertas mujeres. Esto se debe a que el PH de la piel varía de una persona a otra y por lo tanto genera mecanismos de defensa frente a agentes externos.

4. Infecciones o inflamación: las urinarias o vaginales que se presentan por múltiples razones, tienden a causar mucho dolor especialmente al momento de la penetración y minutos después de la relación sexual. Este tipo de inflamaciones también se producen en las trompas de Falopio y en los labios externos de la vagina.

5. Cirugías: las intervenciones realizadas en el área pélvica o genital desencadenan, en algunos casos, dolor durante el acto sexual. Quienes manifiestan esto con más frecuencia son las mujeres que se han sometido a histerectomías.

6. Enfermedades: la pelvis inflamada, los quistes en los ovarios, el herpes genital y la presencia de hemorroides, entre otras condiciones médicas, son causantes de la dispareunia.

7. Prolapso uterino: de esta manera se conoce a la caída o deslizamiento del útero desde su posición normal en la cavidad pélvica hacia la cavidad vaginal. Se presenta especialmente en las mujeres que han tenido varios partos y con debilitamiento muscular. También es común por el envejecimiento normal y la falta de estrógenos después de la menopausia. En raros casos se da por la presencia de un tumor pélvico.

8. Factores emocionales: el rechazo a ciertas situaciones que se presentan durante la relación puede llevar a que la mujer involuntariamente esté predispuesta a sentir dolor. Una buena opción para tratar esta condición es cambiar de posición durante el acto sexual, por ejemplo poniéndose arriba de su pareja de tal manera que pueda controlar la intensidad y profundidad de la penetración.

 

Hazle frente a la situación

El sexo debe ser algo placentero, por lo tanto es indispensable que hables tanto con tu médico como con tu pareja sobre el dolor que estás sintiendo para poder determinar la causa. Tratar adecuadamente el problema no sólo te ayudará a aliviar las molestias, también puede ayudarte a hacer más intensa y agradable tu vida sexual.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.