COMENTARIOS

El destino ideal Bruny ha recorrido el mundo devorando culturas y costumbres para así poder asesorar con conocimiento de causa a su vasta clientela.

Dejarse asesorar para un viaje es un privilegio que pocas personas entienden, más aun en el caso de la luna de miel, que por lo general es un regalo de los suegros, familiares o del novio.

Bruny Correal Martinz es, sin duda, una autoridad en turismo. Hizo sus estudios profesionales en la Escuela de Intérpretes de Suiza, pero su gran pasión ha sido conocer el mundo y sus culturas. “Toda mi vida ha girado en torno al sector del turismo, mi familia fue pionera en el negocio de las agencias de viajes en Colombia y el mundo, y yo llevo más de veinte años como asesora de viajes”.

Su padre, Jaime Correal, siempre le decía que “el mundo te ofrece miles de posibilidades, viajar permite cumplir los sueños
”. Esa sentencia, junto a la postura contemporánea frente a la vida de su mamá, la austriaca Sonja Martinz, fueron la mejor herencia para Bruny.

Aquí tenemos curiosidad por lo que existe más allá de nuestras fronteras. Quiero ofrecer el mundo y lo he logrado. Considero mi trabajo como una fábrica de sueños, que permite abrir las puertas de la cultura”.

Por su oficina desfilan cientos de futuros esposos en busca del lugar perfecto para su luna de miel. “El primer contacto que tienen conmigo es simplemente para averiguar qué destino es el mejor entre algunas posibilidades que ya se tienen pensadas. Aquí es donde empieza mi trabajo. Dependiendo de la fecha, se debe escoger el lugar, por ejemplo, no puedes ir a India en temporada de monzones”. Como asesora y experta se preocupa por optimizar tiempo y recursos. Ofrece posibilidades variadas, exóticas y siempre muy exclusivas para gustos particulares. Recuerda que en su carrera profesional ha asesorado a muchas parejas de reconocimiento social. Distinguidos empresarios, ministros y directores de medios de comunicación. Cuando empezó, las parejas iban de Luna de miel a Villeta y poblaciones cercanas. “El más atrevido se aventuraba a ir a la Costa, las playas de Cartagena o Santa Marta, pero yo tengo el gusto de decir que logré un gran salto, llevé a varias parejas a Europa ¡cuando no existía la Internet! Y quien compraba estos viajes, lo hacía como un acto de fe”. En la actualidad, las parejas buscan destinos muy exóticos, porque tienen tiempo, pues por lo general cuentan con mínimo dos semanas. Playa y lujo son dos solicitudes constantes. Según ella, el Caribe estará siempre de moda en lugares como Cabo San Lucas en México, Río de Janeiro y Jamaica. Sin embargo, dice que los destinos más apetecidos hoy son Indochina, Emiratos Árabes, las Islas Maldivas y los safaris en África.

Su principal consejo es no correr riesgos e invita a no planificar su viaje por Internet. “¿Alguien sabe cómo cambiar la fecha de un tiquete que se compre por esa vía?”, se pregunta. Además, su gran empeño en la vida es que menos personas tengan que decir ‘¡este hotel no se parece a las fotos que vi en la página web!’, ‘¡cuando miré en Internet no me advirtieron que necesitaba visa para ingresar a este país!’, ‘¿existe un pago adicional por chequear mi equipaje?”. Y asegura que organizar y comprar sus viajes en línea, no es más que la encarnación de una falsa idea de ahorrar dinero.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.