COMENTARIOS

¿Por qué se les cae a las mujeres?

Revista Fucsia

¿Por qué se les cae a las mujeres? La edad no es un determinante para la pérdida capilar. Muchas mujeres entre los 20 y 30 años la padecen (Foto: Thinkstok)

Junto con la obesidad, la pérdida del apetito sexual y la aparición de arrugas, la caída del pelo es uno de los temores que más han preocupado a las mujeres por siempre.

Uno de los más grandes tesoros del cuerpo de la mujer es indiscutiblemente el pelo. Horas en el salón de belleza, champús, tratamientos para embellecerlo, remedios caseros y hasta el embrión de pato son algunas de las miles de fórmulas a las que acuden para que esa extensión del cuerpo luzca siempre radiante, nunca opaco y muy abundante. “Normalmente todos los seres humanos pierden entre 50 y 100 pelos por día en promedio”, apunta Francesca Fusco, una de las dermatólogas especializadas en la pérdida del pelo más consagradas de Nueva York. “Ese es solo pelo que esta atravesando por ciclos, y habrá nuevo que crecerá para reemplazarlo”. Pero su caída también puede ser una seria condición médica que necesita de la evaluación de un dermatólogo y un posible tratamiento. Entonces, ¿qué hacer cuando se queda en las manos, en el cepillo, en la almohada o en el suelo

A pesar de que ya existen varios remedios para la calvicie, la ansiedad y la depresión normalmente acompañan este padecimiento.

Aunque la alopecia es considerada una enfermedad genética, es también una molestia que se puede prevenir si se lleva una vida sana. Las principales causas de la caída excesiva son las infecciones por hongos en el cuero cabelludo, una alimentación inadecuada, la quimioterapia, el uso de antidepresivos y medicamentos adelgazantes, el tironeo constante debido a peinados apretados, y el mal del siglo XXI, el estrés. Inclusive la excandidata republicana Sarah Palin sufrió de caída del pelo temporal durante la época de elecciones debido al constante estrés que manejaba.

Alguna de las formas más comunes de la pérdida del cabello es la alopecia androgenética, que está relacionada con los niveles de hormonas en el cuerpo
. Esta condición se hereda casi siempre del padre o la madre. Es una clase de alopecia que afecta casi a 50 por ciento de los hombres, y es la principal causa por la que ellos comienzan a quedarse calvos a cierta edad. En las mujeres suele ocurrir a partir de los 40 años y durante la menopausia. El patrón que diferencia esa pérdida en las mujeres y en los hombres es el adelgazamiento general del pelo, seguido por una pérdida predominante sobre la corona y los lados de la cabeza. Normalmente éste crece en promedio entre uno y 1,5 cm por mes, y a diario se pierden hasta cien unidades. Al igual que las células de la piel, el pelo se renueva de manera natural.

Aunque la esperanza no está perdida, existe otro fenómeno que ataca sin miedo las cabezas. La tricotilomanía, o mejor conocida como el hábito de arrancarse el pelo, se ha convertido en un trastorno compulsivo que produce desde pequeñas pérdidas de cabello hasta la calvicie excesiva autoinducida. Una de sus causas puede ser la baja autoestima o episodios extremos de estrés, además de la ansiedad, trastornos obsesivo-compulsivos y la depresión clínica. Según estudios de La Sociedad Española de dermatología y Siquiatría, estos casos no son muy comunes. Una de cada 25 personas puede presentar esta afectación y se ha determinado como una forma de aliviar una tensión interna.

Las soluciones
Así como existen múltiples formas de caída del pelo, también hay varios métodos que ayudan a la prevención de este mal que asusta a todas las mujeres a lo largo y ancho del planeta. Cuando la situación es extrema y no crece, así se usen todos los productos disponibles en el mercado, la primera solución es la cirugía. Los implantes son muy usados por hombres y mujeres que han agotado todas las opciones. Las pelucas son otra buena forma de ocultar el problema. En el mercado se pueden encontrar variedades que van desde las que usan pelo natural hasta sintético, en todas las tonalidades y cortes.

Una de las novedosas fórmulas para hacerlo crecer de nuevo es la exposición a rayos láser. La doctora Doris Day, de Sunetics International, explica que esta nueva opción para prevenir la caída ha funcionado exitosamente en varios pacientes. La clave en exponer la cabeza a estos rayos es que maximiza la circulación y ayuda a crear una nueva área propicia para el crecimiento. Este método requiere de meses de tratamiento para ver los resultados, asegurando el crecimiento de pelo más joven y saludable.

Si de productos se trata, la nueva tecnología producida en los laboratorios de L’Oréal París ha integrado la arginina por primera vez en la fórmula de productos para el cuidado capilar. Este es un aminoácido esencial conocido por estimular la microcirculación para nutrir y dar energía a la fibra capilar desde la raíz. Un verdadero energizante que incrementa la fuerza del pelo, suministrándole nutrientes fundamentales. La línea de productos de Elvive combate problemas de debilidad y fragilidad que empiezan en la capa superficial. Gradualmente las capas se separan y es cuando empieza la caída. Los resultados ya han sido comprobados, desde la primera aplicación se adhiere a las áreas frágiles y debilitadas, las capas naturales de pelo son restauradas y los nutrientes esenciales se recuperan mientras la fibra capilar se reestructura.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.