COMENTARIOS

Un buen acopio de energía

Un buen acopio de energía Un buen acopio de energía

El empeño que la mujer ponga en mantenerse sana física y mentalmente se reflejará en una buena salud.

Aunque la expectativa de vida haya aumentado, los 40 son considerados, para todos los efectos, como la edad mediana de las personas. En el caso de las mujeres ejecutivas, ellas no tienen tiempo para ponerse a pensar que ya les pasaron sus más bellos años y en realidad esta es tan solo una percepción errónea. Pero lo que sí tienen que pensar es que para desarrollar sus actividades profesionales, estar al tanto de lo que sucede con su casa y sus hijos, y atender a varios frentes a la vez, deben estar convencidas de que están en la plenitud de la vida y que tienen claro lo que quieren.

Las mujeres en la década de los 40 tienen que empezar a preocuparse de que su salud siga marchando bien, de que todo esté en orden. Los desafíos nutricionales son grandes para ellas, y sus esfuerzos deben estar enfocados a mantener su cuerpo en buen estado, tomando la cantidad adecuada de nutrientes. Llega la hora de prevenir enfermedades como la obesidad, las cardiopatías, la diabetes o el cáncer. La clave para lograrlo es una dieta equilibrada, que contenga la cantidad adecuada de nutrientes y que establezca una diferencia entre grasas buenas y malas, pues es gracias a las grasas buenas que el cuerpo es capaz de absorber vitaminas y minerales fundamentales para mantener la buena salud.

Algo que atañe muy particularmente a las mujeres de 40 y más es el ejercicio, tanto para conservar el cuerpo en buena forma como para insuflarle al organismo un ánimo saludable. Aunque en general ellas se mantienen muy activas y están en una de las etapas más productivas de su vida, el sedentarismo (ojo, aquellas que trabajan todo el tiempo pegadas a un computador) es el peor enemigo de una vida sana.

Así, aparte de la visita regular al médico y de los exámenes de rigor, las mujeres en estas edades deben ejercitarse de manera metódica en una actividad deportiva o de mantenimiento de su figura. La disciplina del gimnasio mantiene en vigor su ritmo cardiovascular, mientras que la práctica de disciplinas como Pilates tonifican su cuerpo y lo conservan en forma.

Todo lo anterior, sin descartar que a medida que el tiempo pasa y se acerca la premenopausia, pueden surgir enfermedades relacionadas con la edad, como la osteoporosis. Por eso, un mineral muy importante para ellas es el calcio, preferiblemente obtenido a través de los alimentos que lo contienen, pues este fortalece los huesos y previene la osteoporosis, además de que es útil para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual.

Mantenerse sana a los 40 deber ser una prioridad. Si en esta década, le brindas a tu cuerpo la energía suficiente para mantenerte sana física y mentalmente, tendrás asegurado tu bienestar hasta mucho más adelante.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.