COMENTARIOS

La hija pródiga del cine

Fucsia.co

La hija pródiga del cine Foto: AFP.

La directora reformista Sofía Coppola llegó al reciente Festival de Cannes para presentar su última película, 'The Bling Ring', una mirada a la obsesión del mundo con las celebridades.

Sofía Coppola pisó la Riviera Francesa por primera vez cuando era una niña de 8 años. Su padre, Francis Ford Coppola, la llevó al magno evento del cine que se celebra sagradamente cada año en el mes de mayo, en Cannes, cuando presentó su película Apocalipsis. Desde ese momento, afirma la hija del prestigioso director, empezó su carrera en el cine: “Me emociona asistir al festival de Cannes, aquí presenté Las vírgenes suicidas, mi primera película, y desde ese entonces regreso con curiosidad y muchos nervios”, explicó la directora de María Antonieta en una rueda de prensa en la azotea del Palais des Festivals, la sede del certamen.

Esta neoyorquina de 42 años esperó casi cuatro para volver a dirigir una película –la última fue Somewhere, en el 2010– y quiso que los franceses y la prensa internacional fueran los primeros en ver su más reciente producción, The Bling Ring. Una historia de crimen, castigo y zapatos Louboutin, que sigue a una pandilla de adolescentes que asaltaron varias casas de celebridades en Los Ángeles. Basada en hechos reales, sucedidos entre 2008 y 2009, el nuevo filme de Coppola, protagonizado por la joven actriz Emma Watson, es un retrato de la sociedad actual, el materialismo y la juventud obsesionada por estar cerca de sus ídolos a través de las redes sociales.

Nancy Jo Sales, periodista de la revista Vanity Fair, fue la encargada de dar a conocer en el 2011 la historia de cómo cinco jóvenes californianos ingresaron a las casas de Paris Hilton, Orlando Bloom y Rachel Bilson, y robaron sus pertenencias más valiosas, entre las cuales había diamantes y ropa de diseñador. Más adelante, estos muchachos fueron judicializados y se declararon inocentes de toda culpa.

La célebre historia acaparó la atención de los medios del entretenimiento, y llegó a las manos de Coppola mientras viajaba en un avión. Su primer pensamiento fue que “Hollywood ya debería estar haciendo una película sobre esto”, por eso indagó y se entrevistó con la periodista para obtener los derechos de la historia y comenzar a pensar visualmente, escena a escena, este curioso relato.

Con un tono más “hollywoodense” que independiente, pero muy fiel a su estilo poco convencional, Sofía Coppola elaboró una metáfora del mundo aspiracional en el que viven muchos jovencitos tratando de parecerse a los famosos. “Redes sociales como Facebook y Twitter son los canales que promueven esa sensación de cercanía de los fanáticos con sus ídolos, y debido a esto la sociedad está contaminada, le falta identidad”, apuntó la primera mujer estadounidense en ser nominada a un premio Oscar.


La heredera


De la jovencita que interpretó a Mary Corleone en la trilogía de El Padrino queda muy poco. La niña de figura simplona y facciones melancólicas se convirtió en una de las cineastas más respetadas por la crítica y la industria.

El apellido Coppola no fue, como muchos creen, la razón de su éxito. Por mérito propio, Sofía ha logrado lo que pocos directores han conseguido: hacer cine de autor. Desde Las vírgenes suicidas hasta The Bling Ring, es posible apreciar en sus cintas la constante aparición de personajes juveniles con fuertes problemáticas internas en escenarios típicos de la cultura pop. Kirsten Dunst, Scarlett Johansson y Emma Watson, quienes como Coppola incursionaron desde niñas en la meca del cine, han sido algunas de las musas de sus películas.

 Domino, como la apodan familiares y amigos, es una de las consentidas del diseñador norteamericano Marc Jacobs, con el que asiste constantemente a eventos de moda y que además bautizó a una de sus carteras como “The Sofia Bag”. Además de directora, la heredera del apellido Coppola ya tiene sucesoras: Cosima y Romy, las dos hijas que tuvo con el cantante y actor Thomas Mars, líder de la banda de rock Phoenix, que además aportó a la banda sonora de The Bling Ring.

Sin embargo, a pesar de haberse ganado un lugar en la industria, Sofía todavía es vista como la hija de uno de los “duros” del cine. Durante el rodaje de The Bling Ring confesó haberse sentido como una niña en una dulcería cuando entró al clóset de Paris Hilton, una de las afectadas por la banda de ladrones que recrea la película. “Fue impresionante. Quería mostrar en la película cómo se siente entrar en el clóset de la famosa heredera, y no podía creer la cantidad de ropa que tiene”, explicó Coppola. Además, para integrarse a la ola juvenil de la que ya no forma parte, fue a discotecas de Los Ángeles en las que quedó impresionada al ver a niñas con minifaldas y megatacones que chatean mientras bailan y se toman fotos. “Fue muy exótico, y precisamente es eso lo que expresa mi última película”, concluye.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.