COMENTARIOS

La primera dama de las flores

La primera dama de las flores Retrato: Cámara Lúcida. Fotos flores: Carlos Vidal, Fotógrafo de la Alcaldía de Medellín.

En su segundo despacho como primera dama, Claudia Márquez se la juega toda para hacer de Medellín la ciudad más florida de Colombia.

La sencillez es la mejor palabra que describe a la señora de Aníbal Gaviria, el alcalde de la ciudad de la eterna primavera. Considerada como una líder que trabaja con las puertas abiertas y siempre en contacto con su equipo de colaboradores, Claudia Márquez ha desempeñado una labor social que ha dejado huella tanto en la gobernación de Antioquia, como ahora en la alcaldía de Medellín. Cuando su esposo se posesionó como gobernador del departamento, ella dedicó su tiempo a las obras sociales en pro de la niñez de los 125 municipios del territorio paisa. Ahora su tiempo como primera dama de la capital antioqueña, lo ha invertido en hacer de su ciudad un monumento para mostrarle al mundo.

La sensibilidad de esta administradora de negocios, no solo radica en el tema social, además de ocupar su agenda con varios eventos; la moda con fines benéficos, el turismo y la estética son tópicos importantes que siempre le conciernen. Y más ahora que, en plena Feria de las Flores, desde su despacho se trabaja por convertir a la ciudad en un jardín de vida. En busca de embellecer Medellín, no solo para la Feria de las Flores, sino para todo el año, se emprendió un proyecto en el que se realizó una intervención paisajística que incluyó más de 1.330 metros cuadrados y la siembra de más de 23 especies de flores por todos los alrededores de la ciudad. Sitios como la glorieta de Monterrey, San Juan, la Avenida de El Poblado, el Palacio de Exposiciones y San Diego, estarán adornados con el colorido de las flores típicas de la región. Como una estrategia de desarrollo social y cultural, esta iniciativa incluyó a toda la ciudadanía para que desde su sitio de trabajo u hogar se encarguen de hacerle honor al buen nombre que se ha ganado Medellín como la ciudad de las flores.

Claudia Márquez no es una mujer de oficina, es todo terreno. Y así quedó claro los días previos a la Feria de las Flores en los que unos gigantes frondosos se tomaron la capital de la montaña. Ella, junto a todo su equipo, se encargó de decorar cinco estructuras, cada una de ocho metros, que representaron lo mejor de la flora colombiana en personajes como la Madremonte, la Virgen de la Candelaria, los silleteros y varias figuras típicas de la tradición antioqueña.

La Plaza Mayor, el Museo de Arte Moderno, la Plaza Botero, la carrera Carabobo y la plazoleta de la estación Estadio son los lugares donde se puede disfrutar de esta atractiva propuesta artística. Los que más han disfrutado de este montaje han sido los tres hijos de Claudia y Aníbal. Emiliana, Guillermo y Adela, que se hacen presentes junto a su madre en cualquier evento que se organice.

Las personas que trabajan con la Primera Dama la describen como `el paquete completo´. Ella es de las que está pendiente del almuerzo de los niños mientras atiende una llamada de un ejecutivo. La practicidad es su consigna diaria y goza de tener una memoria fascinante, pues cifra que le dicen, cifra que guarda en su cabeza. Nunca pierde tiempo pensando mucho las cosas, es por eso que desde ya tiene en marcha el plan `Medellín con mucho gusto´, una oportunidad que seleccionará los 105 mejores restaurantes de comida tradicional de toda Antioquia a finales de año.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.