COMENTARIOS

Maquillaje hecho arte

Revista FUCSIA

Maquillaje hecho arte Foto: tomada de la página oficial en Facebook de Zircus

Juliana Pardo y Ana Ferrero son las artífices de Zircus, una nueva línea de maquillaje profesional que tiene todo el potencial para competir con los grandes emporios de la cosmética.

El movimiento tras bastidores es palpitante. Entra y sale gente. La función está por comenzar. Todo está rodeado de color y aromas. Trapos y sombreros abundan en el camerino. Los actores se dan los últimos retoques, y esa última pincelada de maquillaje tiene toda la fuerza para que el personaje se apodere del actor. Es la magia del teatro.

Hace dos meses y medio, las diseñadoras Juliana Pardo y Ana Ferrero recibieron una llamada de la directora de teatro Laura Villegas para participar en la megaproducción de teatro 13 sueños, pero no sería en escena, sino en la parte más importante: tras bambalinas. Con su negocio de maquillaje recién montado, se aventuraron a hacer una propuesta para cada actor de la obra, que se adecuara al guion y al estilo de la dramaturgia y que debía estar representada en cada gota de rímel y cada brochazo de sombra.

Fue así como el negocio de estas dos emprendedoras arrancó con pie derecho, posicionando poco a poco la marca Zircus en el complejo mercado de la cosmética. Bajo la premisa de intervenir el lienzo del rostro femenino de forma audaz, a través de técnicas profesionales y con productos de alta calidad nunca antes vistos en la oferta colombiana de maquillaje, Juliana y Ana ya preparan su segunda colección de maquillaje prevista para ser lanzada al final de año.

Desde entonces, el éxito ha sido la constante de un negocio que lleva menos de un año. Pero el secreto ha estado en la excelente producción y el uso de materiales a base de minerales que ayudan a preservar la lozanía de la piel, además de ser libres de parabenos. Graduadas de LaSalle College en Diseño Visual y del Blanche Macdonald Centre en Canadá en Professional Makeup, además de contar con una amplia experiencia de trabajo en producciones de moda y comerciales, estas dos amigas de la infancia detectaron la ausencia de una marca nacional que tuviera la capacidad de competir con las firmas de maquillaje internacionales que han llegado en los últimos años a nuestro país. Durante varios meses de investigación de mercado y evaluaciones de producto, lograron crear una línea de maquillaje profesional apto para el uso diario de la mujer, pero también idóneo para los backstage de las artes escénicas.

Acorde con las necesidades del género femenino, Ana defiende la propuesta que quieren imponer con Zircus: “entendemos la fisonomía de la mujer y de la misma forma sabemos que el maquillaje es algo muy íntimo, por eso para nosotras lo más importante es el contacto con los clientes y convertir las piezas de maquillaje en sus mejores amigas”.


Los primeros brochazos

Abrumadas y muy sorprendidas se sienten las creadoras de Zircus ante la buena acogida que han tenido sus productos entre las mujeres. Un resultado de esto ha sido la gestión de mercadeo realizada a través de redes sociales y ferias independientes como Las Puertas del Cielo, donde lograron que las futuras clientes conocieran la verdadera cara de su marca. “Somos color y diversidad; nos identificamos con la personalidad de la mujer que sabe que su rostro es un lienzo que se debe cuidar como si fuera una obra de arte”, explica Juliana Pardo.

Con la firme idea de destacar siempre las cualidades de la tez femenina, las creadoras de Zircus aconsejan no salir nunca de la casa sin un toque de pestañina, rubor y brillo labial, pues estos productos son indispensables para añadirle ese dramatismo propio del teatro a la piel de la mujer.

Dieron el gran paso después de incursionar en las artes vivas, apoyando la dirección artística del montaje de la obra 13 sueños. Así se lanzaron estas jóvenes emprendedoras a comercializar sus sombras, pestañinas, rubores y pintalabios en la web. Tienda FUCSIA se contactó con ellas y les hizo la propuesta de vender los productos en su nueva plataforma e-commerce. “Ha sido una muy buena experiencia, aunque sabemos que vender maquillaje vía online es complicado, nos arriesgamos a probar nuevos métodos a los que los consumidores también se están adaptando”, afirmaron las diseñadoras, días previos al lanzamiento de su nueva colección.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.