COMENTARIOS

Se abre el telón Se abre el telón

Inicia oficialmente Colombiamoda y de que manera! Las pasarelas de la primera jornada, en su mayoría, tuvieron propuestas interesantes, bien pensadas.

 
No solo por el vestuario y los accesorios sino también por la puesta en escena que denota que cada vez mas los diseñadores se están preocupando por hacer de sus colecciones conceptos definidos y creados en conjunto, con una linealidad y un carácter particular que les da fuerza a sus creaciones.

La pasarela que inicio la jornada fue la de Niké en la que participaron Maria Luisa Ortiz, El Divino y Mónica Holguín para Pepa Pombo. Allí se vio una cara diferente de estas diseñadoras que, al contrario de lo que está acostumbrado el público, mostraron su lado urbano. Su roce con las calles de las ciudades, con diferentes grupos y distintas formas de entender y vivir la vida. Con influencia del disco, de los años 70, Mónica Holguín mostró una pasarela divertida, llena de colores y buenos diseños deportivos ultra chic. Maria Luisa, un poco mas romántica, siguiendo su esencia, le dio a la mujer la posibilidad de tener en las prendas deportivas una via para sentirse femenina.

Continúo en escena Mabel Henao. Sorprendió! En su mayoría los diseños tenían una fuerte influencia de las gotas de agua que caen sobre un pozo. Algo orgánico, no solo por la caída de las prendas sino también por sus colores y el uso de los materiales. A esto se le puede sumar la música que le dio un ritmo especial a lo que los asistentes pudieron apreciar.

Después de tan buenos antecedentes no se podía quedar atrás Amelia Toro y su pasarela Fantasía Viva, que cerraba la noche. El Orquiderama  fue el sitio elegido para terminar con el evento por este día. No pudo ser un mejor lugar si se tiene en cuenta la colección que se iba a ver al apagarse las luces y cambiar de atmósfera. Unas figuras extrañas salieron de los costados y comenzaron a mostrarnos lo que seria el desfile. Una puesta en escena que realizó el Grupo La Gata quienes, como siempre, mostraron un trabajo sorprendente.

Después el escenario se trasformó en una pequeña Cuba de los años 50. El color cálido de la pasarela, las prendas vaporosas traducidas en monos, pantalones bota ancha y caftanes acercaron al público al viento de las playas.

En resumen, hoy Colombiamoda brilló por el colorido de las prendas, por la dedicación de los diseñadores por crecer a nivel escénico y porque los asistentes disfrutaron del fantástico universo de la moda.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.