COMENTARIOS

Ejercicios que no sabías que eran ejercicio

C

Ejercicios que no sabías que eran ejercicio Foto: Ingimage

Hablamos con la Health Coach Juanita Uribe sobre cómo hacer que las actividades físicas de todos los días se conviertan en una opción de ejercicio para las más ocupadas.

El ejercicio es parte fundamental de una vida sana. Sin embargo, entre las reuniones, la oficina, la familia, los hijos y los amigos, se nos acaba el tiempo para ir al gimnasio. Hablamos con la Health Coach Juanita Uribe sobre cómo hacer que las actividades físicas de todos los días se conviertan en una opción de ejercicio para quienes andan muy ocupadas. Estos fueron sus cinco consejos para ponerse en forma con actividades que hacemos en nuestro día a día:

Cargar bolsas con compras: según Juanita Uribe este ejercicio tiene una utilización muscular importante. Al levantar la carga (representada en las bolsas llenas de víveres después de hacer mercado, por ejemplo) estamos usando diversos músculos del cuerpo: los que estabilizan y los que hacen el movimiento.

La recomendación a la hora de hacer esta actividad es distribuir la carga en partes iguales para que sea ecuánime sobre los dos brazos y esto genere más estabilidad en la espalda, de esta forma nos mantendremos erguidas.

Limpiar la casa: mucho se ha dicho sobre como limpiar la casa representa una actividad cardiovascular intensa. Para Juanita, este es un ejercicio efectivo que depende de la intensidad. No es lo mismo limpiar el polvo que aspirar, por esta razón es importante tener un elemento de carga como una escoba o un trapero. Aspirar la casa durante una hora quema 156 calorías, mientras que trapear durante el mismo tiempo puede quemar 170 calorías. Casi las mismas que se queman con una hora de bicicleta estática a baja intensidad.

Sacar a pasear al perro: cuando sacas a tu mejor amigo y juegas con él durante una hora estás quemando entre 120 y 200 calorías. También estás fortaleciendo los músculos de los brazos, core y piernas. Es una manera divertida de realizar una actividad aeróbica de intensidad baja, que puede ser muy efectiva si se hace de manera constante. Además, al sacar a pasear a tu mascota y jugar unos minutos con ella, estás mejorando tu agilidad y coordinación.

Ir en bicicleta al trabajo: una alternativa perfecta para quienes se estresan con los trancones y quieren estar en forma. Esta es una actividad cardiovascular que también es recreativa. Mientas pedaleas, quemas en promedio 150 calorías. Cuando nos desplazamos en bicicleta tenemos la oportunidad de relacionarnos con la ciudad de una manera muy diferente a cuando estamos atrapados en el tráfico.

Subir escaleras: la alternativa saludable al ascensor. Ya sea en la oficina o en nuestra casa, las escaleras representan una manera efectiva de hacer ejercicio. Como lo explica Juanita Uribe: “Esta es una actividad aeróbica que requiere mayor esfuerzo, porque en la medida en la que vas acumulando escalones también aumentas intensidad”. Este ejercicio eleva la frecuencia cardiaca y, al igual que la bicicleta, es excelente para tonificar las piernas. Subir escaleras durante una hora puede quemar entre 300 y 500 calorías, casi lo mismo que salir a trotar a un paso moderado.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.