COMENTARIOS

A New Cross: transgresión artesanal en Maestros Costureros

A New Cross: transgresión artesanal en Maestros Costureros Taller de A New Cross

Nicolás Rivero, diseñador de la dupla de A New Cross, comparte cómo la propuesta de Maestros Costureros y la filosofía de su marca cuentan con un objetivo en común: dar a conocer globalmente la artesanía colombiana de alto nivel.

Nicolás, tranquilo, versado y elocuente, como un asceta del diseño colombiano contemporáneo, domina las destrezas que implica el arte de liderar una firma de diseñador en un contexto en el que hasta ahora se está afianzando: el consumo de este tipo de bienes.

La artesanía no ha sido algo ajeno desde el nacimiento de su marca como lo prueba el slogan HandCrafted in Colombia, que ha acompañado sus piezas desde la primera colección.

El diseñador quien explícitamente afirma el poco interés que él y Vanessa Gómez tienen de figurar y de ser el centro de atención mediática, reveló que “artesanal” fue la palabra clave que los hizo voltear la cabeza e interesarse en el proyecto de Maestros Costureros, que en conjunto apoyan Fucsia, Cerveza Club Colombia, Inexmoda, LCI Bogotá y Artesanías de Colombia.

La subvaloración local de lo hecho a mano, que en otros países lleva siglos alimentando los conceptos de hand made y savoire faire de la alta costura francesa y del Made in Italy, fue un factor determinante para que la estrategia de desarrollo de A New Cross se planteara desde el principio como una marca para el mercado internacional. Por lo que la progresiva apreciación de estos procesos de manufactura, dentro de los consumidores colombianos se alza como una grata sorpresa para Nicolás.    

Generar un resultado inesperado desde la irrupción de la técnica tradicional podría ser la descripción adecuada para definir el diálogo de cocreación que ha establecido con Rubiela Grisales, artesana tradicional de la técnica de calados de Ansermanuevo, pueblo proveedor de Cartago que ha contribuido, anónimamente, por décadas, a su prestigiosa reputación.

De la mano de Nicolás, procesos como desaprender, deformar y tejer al azar, acciones que al principio eran básicamente dañar el calado desde la perspectiva de la artesana tradicional, resultaron en un efecto desconocido por ambos y que, hasta ese momento, ella no sabía que podía hacer.

La perfección que caracteriza la retícula milimétrica de este proceso de producción tradicional es el escenario perfecto para buscar la armonía en la disrupción, algo que A New Cross sabe hacer muy bien.

La bandera de A New Cross es utilizar la reinterpretación como código de transformación, para dar a conocer una faceta de lo artesanal que no se puede encontrar en una feria, pues por medio de una retroalimentación mutua entre diseñador y artesano, se fecunda un cambio mental en el que la transgresión abre las puertas hacia las infinitas posibilidades de la experimentación.

Taller de A New Cross

Como diseñador, Nicolás explica que llevar los productos resultantes de las técnicas ancestrales al pie de la letra no está dentro de sus intereses, pues no estaría aportando nada y es consciente de las implicaciones morales que ese tipo de apropiación implicaría.

Además acercarse a las técnicas ancestrales y potenciarlas en un lenguaje de moda contemporáneo, es el modus operandi que les ha abierto las puertas de exclusivos compradores internacionales, donde A New Cross sigue ocupando el único lugar de marca latinoamericana. Producida en Latinoamérica y percibida como tal entre la selecta oferta donde compite con nombres como Haider Ackermann, Gustavo Lins, Carol Christian Poell y Devoa.

Con el claro discernimiento de que la artesanía llevaba décadas confinada a la categoría de souvenir, Nicolás y Vanessa se han esforzado por sacar los métodos de elaboración tradicionales del contexto de la compra turística, logrando emplazarlos con éxito en un mercado internacional ávido de prendas de artesanía portables y de uso cotidiano.

 Textil elaborado para A New Cross

La búsqueda de la diferencia, de lo particular y de lo exclusivo, son incentivos que permiten comprender el encanto que ejerce una pieza elaborada en estas condiciones especiales, pues la admiración y el respeto que transmite un elemento ejecutado de principio a fin por un artesano, dentro de un mismo taller, constituye un significativo valor agregado.

Mostrar a un consumidor experto un nuevo idioma de diseño, en lenguajes poco difundidos que hablan de una procedencia mística de nuestras técnicas tradicionales, de pueblos románticos y regiones sumidas en la sublime geografía de nuestro mapa nacional, ha convertido a la dupla de A New Cross en verdaderos embajadores del lujo colombiano.  

Para Nicolás inculcar la curiosidad por el ensayo y la experimentación en el quehacer de los artesanos, como herramienta de cambio para impulsar procesos creativos diferentes; de la misma manera en que las técnicas y habilidades de antaño siembran intriga en él, es lo más valioso que aporta este proyecto.


Escrito por:

@Mr.Sinvergüenza. Nicolás Silva Silva.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.