COMENTARIOS

Consejos para que tus alimentos duren más

Fucsia.co

Consejos para que tus alimentos duren más Foto: Ingimage

Sigue estos consejos para llevar tu almuerzo a la oficina sin riesgo de que se dañe y prolongar la duración de tus alimentos.

Seguramente alguna vez te ha pasado que al abrir tu almuerzo en la oficina sientes un olor a vinagre, esto puede tener varias explicaciones: el recipiente que utilizaste para guardarlo, el tiempo que duró preparado, el paso de calor a frío o la mezcla de algunos ingredientes.

La aparición de hongos y el mal estado de la comida ocurre en muchas ocasiones por un manejo inadecuado de la misma y aunque las frutas, verduras y lácteos tienen un proceso de descomposición más rápido que el de otros alimentos, existen algunas buenas prácticas que pueden ayudar a prolongar su duración.

Luis Guillermo Pulido, chef del restaurante 100 Gramos, recomienda comprar lo que se requiere para el día o para los siguientes dos días en lugar de llenar la alacena de alimentos que al no consumirse de manera temprana tenderán a descomponerse. Con relación al transporte de los alimentos, agrega: existen alimentos muy perecederos y que al estar mezclados pueden dañar los que no lo son, por lo que si queremos llevar ensaladas con varios ingredientes entre ellos pollo, carnes o pescados, lo mejor sería usar portacomidas refrigerados, transportar alimentos hechos recientemente y llevar los alimentos por separado.

Por su parte, el chef Mauricio Villa, de Tupperware, aconseja que en caso de tener que refrigerar los alimentos es recomendable almacenarlos en recipientes herméticos que no afecten el sabor, olor y textura en general.

Estas son algunas de las recomendaciones de los expertos para conservar y transportar los alimentos de forma adecuada:

  • Si acostumbras a llevar tu almuerzo a la oficina, es importante tener cuidado con algunas salsas a base de huevo y productos lácteos como las mayonesas y el suero que tienden a descomponerse frente a los cambios de temperatura.
  • Pon un gel refrigerante en el bolso en donde guardas tu almuerzo cuando vayas a cargar con él durante varias horas y usa loncheras refrigeradas para evitar que la cadena de frío de las proteínas cárnicas se rompa.
  • Evita lavar los alimentos antes de refrigerarlos pues el agua que absorben acelera el proceso de descomposición.
  • Guarda los vegetales con la raíz para que mantenga su frescura por más tiempo.
  • Procura preparar los alimentos la noche anterior y conservarlos en la nevera justo hasta el momento de salir de casa.
  • Si quieres refrigerar alimentos que acabaste de preparar espera a que la temperatura se regule, pues el choque térmico aumenta las probabilidades de deterioro.
  • Considera llevar a tu oficina alimentos que no necesiten refrigeración y no sean tan perecederos.  

via GIPHY

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.