COMENTARIOS

Yiya Veléz Yiya Veléz

Esta paisa es experta en decoración y organización de matrimonios. Su estilo clásico-contemporáneo le imprime un toque único a todos sus eventos.

Lleva la decoración en la sangre, pues su madre Gloria Elena Restrepo de Vélez fue, entre muchas otras cosas, la encargada de decorar el primer matrimonio que se hizo en el Hotel Inter-Continental de Medellín hace casi 40 años.

Se especializa en todo tipo de celebraciones. Sin embargo, uno de sus fuertes es la organización de matrimonios. “Nos encargamos de todo. Desde la tarjeta de invitación hasta que los novios se montan al avión”, dice Yiya.

En lo que a bodas se refiere, recomienda mantener siempre un estilo clásico-contemporáneo. “La idea es que la novia pueda ver las fotos en 10 años y no se arrepienta de nada”, explica. Según Yiya, al inclinarse por algo muy moderno se corre el riesgo de que la moda pase y con su partida llegue el remordimiento.

Experta en toda clase de matrimonios, siempre pregunta a sus clientes cuál es el presupuesto y si quiere darle más importancia a la ceremonia o a la fiesta. Por ejemplo, ha organizado bodas en las que la misa era la parte central y luego había un brindis con champaña y ponqué de novia. También ha estado a cargo de eventos de 300 personas que incluían carnaval, hora loca, reguetonero y desayuno.

Otra recomendación que hace a sus clientes es la de procurar no elegir elementos muy coloridos si la fiesta es de noche. “Los colores fuertes son lindos para un matrimonio de día, pero un centro de mesa muy colorido se pierde en la noche”.

Y para que las fotos sean especiales, Yiya procura trabajar con fotógrafos diferentes que capturen la esencia de la pareja. Ahora, si ya tiene su matrimonio en la cabeza y sólo necesita ayuda en algún tema específico como las flores o el menú, ella también la asesora.

Recuerde: por más de que quiera participar en la organización del evento, debe aprender a delegar en personas especializadas como Yiya. Las novias que se encargan de todo, además de cansarse innecesariamente, no se gozan la fiesta por estar pendientes de que todo salga bien.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.