COMENTARIOS

Las novias de Juan Manuel Barrientos son comestibles

Las novias de Juan Manuel Barrientos son comestibles Fotos cortesía Inexmoda

Para el chef del restaurante El Cielo en Medellín, Juan Manuel Barrientos no le quedó difícil el reto de hacer de sus novias, el plato principal de la fiesta.


Como en el cuento de Hadas Hansel y Gretel, no sólo las casas son comestibles, sino que el vestuario de la novia también los es. El anillo, los aretes y collar son de caramelo; el strapless está hecho de velos de champaña con agar; la falda de pétalos de rosas cristalizados en azúcar; las flores del yugo son de pastillaje, todo como una narración de fantasía.

Todo esto hace parte de la realidad y de la labor creativa del chef Juan Manuel Barriento, quien aceptó el reto de hacer que sus novias sean comestibles. "Se trata de hacer una aproximación a la sensualidad y volver a la novia un postre", explica Barrientos.
 



Según el cocinero, la idea es que este vestido de novia no sólo haga las veces de postre, donde los sentidos, especialmente el del gusto, sea estimulado no por la cotidianidad de un plato servido, sino el mismo cuerpo humano. “La novia se puede comer toda…” dice Juan Manuel.


La puesta en escena del chef, que se llevó a cabo en el Pabellón del Conocimiento de Colombiatex 2011, tuvo como ingredientes los elementos más característicos que tiene una boda, además de 10 pares de zapatos, elaborados a partir de pan. Esta segunda idea se originó a partir del calzado preferido de Barrientos: los Crocs, quien además presentó una colección de Crocs de pan en diferentes colores, tallas y por supuesto sabores. Estos, al igual que el vestido, sólo pueden ser usados por periodos de tiempo corto.

Fotografías: Inexmoda – Cámara Lúcida

Por: Juan Esteban Maya





También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.