COMENTARIOS

El tejido en chaquiras, gran protagonista de la colección Maestros Ancestrales

fucsia.co

El tejido  en chaquiras, gran protagonista de la colección Maestros Ancestrales Fotos: Daniella Benedetti

La colección Arkitect Maestros Ancestrales, por Renata Lozano, resalta el potencial que tiene esta técnica milenaria y le hace un homenaje a través de accesorios, zapatos y prendas de vestir.

Colombiamoda, la feria de moda que tiene lugar anualmente en Medellín, fue el escenario elegido para mostrar el resultado del trabajo de cocreación entre la diseñadora caleña Renata Lozano, el equipo detrás de la marca Arkitect –exclusiva de Grupo Éxito–, la comunidad emberá chamí y los aliados que han respaldado el proyecto Maestros Ancestrales desde sus inicios: Club Colombia, Inexmoda y Artesanías de Colombia.

La iniciativa que este año hace homenaje a la técnica de tejeduría en chaquiras de los artesanos de las asociaciones Jaipono y Nabera Jua, asentadas en la periferia de Pereira, tuvo un vuelco: amplió exponencialmente el número de piezas solicitadas a una comunidad indígena, para darle vida a una colección con impacto nacional que tuviera, a la vez, una contundente repercusión en la calidad de vida de esta etnia, desplazada de sus tierras.

La dirección creativa estuvo en manos de Renata Lozano, para quien trabajar con poblaciones en estado de vulnerabilidad ha sido uno de los retos más grandes que ha sorteado en su carrera. No solo hizo que sacara lo mejor de sí, también le dio la enorme responsabilidad de dejar algo a cambio: “Mi mayor inspiración fue ver cómo podía ayudarles a potenciar ese conocimiento y sacarle el máximo provecho al tejido con chaquiras, es decir, a despertar todo su potencial”, cuenta la diseñadora de moda.

Para lograrlo, Renata ofreció todos sus saberes para que los artesanos emberás tengan herramientas que les permitan evolucionar y superar su técnica, sin modificarla. La diseñadora quería que la intervención de estas prodigiosas manos en la propuesta fuera grande e importante y que las obras resultantes tuvieran calidad de exportación.

Nos admiró mucho el poder de trabajo en equipo que tiene la comunidad emberá chamí. Muchas veces el líder indígena explicaba el proceso que se iba a realizar; si había dudas o decisiones que tomar, todos participaban hasta llegar a un consenso y luego el trabajo comenzaba unidos en una cadena de producción en la que cada persona reconocía su labor y se engranaba para sacar adelante la creación final”, explica sobre el proceso Juan Esteban Valencia, gerente textil de Grupo Éxito.

Una colección ancestral

Fue un total de 17.000 piezas que la multinacional encargó a las cooperativas artesanas y que posteriormente fueron incluidas por el equipo de diseño de Arkitect, bajo la batuta de la creadora caleña, en 6000 unidades de ropa y 3200 de calzado. “Uno de los desafíos más grandes fue alinear la producción masiva de nuestra compañía a los niveles de trabajo a los que la comunidad estaba acostumbrada. Eso exigió mucho orden y agilidad. Juntos, y de la mano de FUCSIA, trabajamos para sacar adelante esta colección, con la meta de unas prendas que los representaran a ellos y unos volúmenes que nos permitieran estar en 22 departamentos, y así impactar a la cantidad de clientes a los que queremos llegar”, afirma Juan Esteban.

Entre las prendas intervenidas con chaquiras se destacan los jeans, piezas básicas y atemporales que hacen que la técnica resalte y, además, permanezca en el tiempo. También estarán presentes en partes estratégicas de jumpsuits, camisetas, zapatos, blusas y chalecos, y como impresiones gráficas (estampados) en vestidos tipo talego y piezas muy simples, menos estructuradas y más fluidas. “Más allá del tejido en sí, decidimos hacer una especie de zoom a la técnica para que las consumidoras entiendan la complejidad de este trabajo; es otra manera de mostrar su pericia artesanal”, revela Renata.

Fibras naturales, como algodones y linos, tencel suave al tacto, y tejido de punto, fueron los materiales elegidos por la creadora para esta propuesta que abarca diferentes universos de vestuario: desde el active wear y el casual wear, pasando por el formal wear, hasta el confort wear, con el valor agregado de que todos pueden interactuar entre sí. La paleta de color incluye una amplia variedad de neutros (beige, blanco, negro) y tonos tierra (café, verde militar, terracota, mostaza, camel), así como azul navy y rosa.

De la propuesta también forman parte una serie de statement pieces que serán subastadas al finalizar el desfile de presentación, que tendrá lugar en Plaza Mayor, en Medellín, el 24 de julio a las 9:00 de la noche. “Estas demuestran el alcance que tiene el tejido en chaquiras. Son prendas que hacen historia. En su elaboración los artesanos se tomaron un promedio de tres meses de trabajo a seis manos”, añade la diseñadora. En ellas los pájaros a gran escala son protagonistas y las okamas, grandes pectorales de alto contenido simbólico usados solo por las mujeres de la comunidad, se convierten en volantes de los vestidos.

“Nos sentimos orgullosos del resultado. Cada pieza elaborada con los emberá chamí fue pensada con ellos, sin imposiciones, y con toda la apertura de escuchar, entender y respetar su trabajo y sus ideas. Queremos que cuando una persona lleve a su casa una prenda de Arkitect Maestros Ancestrales sepa que tiene el conocimiento y amor de esta población indígena y de la industria textil nacional que confecciona nuestras prendas marca propia”, concluye el gerente textil de Grupo Éxito.

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.