COMENTARIOS

Patricia Mejía, pisando fuerte

Revista Fucsia

Patricia Mejía, pisando fuerte Cortesía Revista Fucsia.

En sólo 11 años, Patricia Mejía logró ubicar a Cervato como una de las mejores marcas de zapatos de Colombia.


Foto: Cortesía Revista Fucsia
 
Como buena paisa de familia numerosa, le tocó ver cómo su madre echaba mano de la creatividad para hacer rendir el presupuesto familiar y siempre mantener a sus hijos a la última moda. Para Patricia Mejía no era extraño que su vestido de Primera Comunión se transformara en el traje de novia de una de sus hermanas o que un pantalón de su hermano mayor terminara convertido en un overol para ella. Por eso, siente que para ella los procesos de creación y transformación de cualquier cosa son naturales.

Enamorada de la moda y de todas sus expresiones y posibilidades se matriculó en la Escuela de Diseño Proyectual en Medellín. Allí, su profesor John Miranda la marcó en sus conceptos y visiones acerca del diseño de cualquier prenda o accesorio. Al punto de que su tesis de grado fue inspirada en la cultura guajira para el segmento de vestuario, y en la palma de iraca de Tuchin, Córdoba, para los accesorios, cuando la artesanía era subvalorada en el mundo de la moda. Carlos Pinel, John Miranda y Olga y Eulalia Piedrahíta laurearon este trabajo en el que propuso sombreros ‘vueltiaos’ gigantes, chalecos, pectorales, en fin, prendas nada comunes. Animada con este triunfo se dedicó a comercializar sombreros, correas, sandalias y bolsos. En esas estaba cuando, en la búsqueda de proveedores y fabricantes, llegó a Liliana Vélez, su socia y amiga inseparable con la que hace 11 años comenzó este sueño llamado Cervato, que nació de la pasión mutua por los zapatos y de la necesidad del mercado de un producto que marcara diferencias reales e hiciera propuestas de moda de calidad. Soñando con eso, bautizaron la empresa con ese nombre que se refiere a un ciervo pequeño, cuya piel era en la Antigüedad una de las más codiciadas para el calzado de los reyes.

En busca de la perfección
Para Patricia Mejía lo mas difícil en el diseño de zapatos es lograr unir diseño y confort. “Zapato se debería escribir con ‘H’ de horma, pues para lograr un buen par de zapatos lo más importante es la horma, a partir de ella se define lo demás: las líneas, el tacón, la suela, la plantilla y los accesorios”. Siempre quiere hacer de sus productos, obras de arte. Que la mujer que los use se sienta bien calzada, segura, actual, sexy y diferente, sin traspasar los limites del equilibrio y el buen gusto; esto le produce tanta satisfacción y aumenta de tal manera su pasión por lo que hace, que se atreve a decir que “los zapatos son el espejo el alma”, mientras piensa en el zapatero italiano Salvatore Ferragamo, a quién considera el padre del oficio y su propia inspiración.

Y así como reconoce sus errores, esta diseñadora de zapatos no tiene reparo en decir que ha logrado crear una marca con personalidad e identidad, que ha propuesto cosas que no había en el mercado que han tenido una gran aceptación en el consumidor final. A esos factores, a su capacidad de trabajo, a Liliana, su socia, a sus 60 empleados, a su esposo Jaime y sus hijas Mariángel, Belén y Candelaria atribuye que Cervato tenga hoy en día reconocimiento no sólo en Colombia sino en Alemania, Australia, Ecuador, México, Republica Dominicana y Estados Unidos, países a los que exporta sus productos.

Se ríe, pero con mucha seriedad dice que aunque su estilo es atrevido y mezcla los sofisticado con lo extravagante, siempre pensando en mujeres muy actuales, se le mediría a diseñar unos zapatos de dotación industrial, porque esto le permitiría lograr la combinación perfecta de cualquier calzado: diseño, funcionalidad y comodidad para seguir siempre ofreciéndoles a las mujeres zapatos que no estén únicamente a la medida de sus pies, sino a la de sus deseos.






También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.